Cule-Brón

Shakira entra a declarar a los juzgados de Madrid por el plagio de una de sus canciones

Shakira entra a declarar a los juzgados de Madrid por el plagio de una de sus canciones

¿Cómo siguió Hacienda el rastro del dinero de Shakira?

La cantante colombiana está imputada por seis delitos de fraude fiscal

Christian Clarasó

24.11.2020 17:40h Actualizado: 24.11.2020 17:40 h.

3 min

Shakira es una de las artistas internacionales más reconocidas y reputadas. Su carrera de más de tres décadas es una de las más exitosas. A los medios de comunicación les interesa su vida privada y a Hacienda su cuenta corriente que durante estos años no ha dejado de crecer. Tal vez estos sean los que mejor la conocen. Durante estos últimos años ha tenido varios problemas con la Agencia Tributaria, sin embargo, aunque se haya silenciado temporalmente, estos tienen puesto el foco en todos sus movimientos. 

Durante los primeros años de relación con Gerard Piqué en 2010, Shakira tributaba en las Bahamas, cuando realmente estaba afincada en España. Por este motivo debía pagar sus impuestos aquí. El primer año compraron una casa a David Meca a las afueras de la ciudad, después se instalaron en un piso en una calle céntrica de la capital catalana para terminar edificando su lujosa mansión en Sant Just Desvern. 

En 2011, la ubicaron 60 veces en España, muchas más que en cualquiera de los 37 países del mundo que visitó ese año. Ninguno de ellos, por cierto, era Bahamas. Shakira sigue en sus trece y sin aportar documentación que de prueba de sus palabras afirma que no vivió en España hasta 2014. Casualmente el año del que ya no se la investiga. Ese año ya era madre de su hijo Milan y estaba embarazada de Sasha. 

En la inspección, la artista dijo que hasta entonces residía en una casa comprada en Nassau por 1,1 millones de dólares. Y aportó como prueba un permiso de residencia permanente otorgado por Bahamas en 2007. Sin embargo, la inspectora que llevaba este caso desveló que para conseguir ese permiso solo hay que comprar una casa. Además, si es de un alto poder adquisitivo, en seguida recibe ese certificado. 

Captura de pantalla 2020 11 24 a las 17.35.00
Captura de pantalla 2020 11 24 a las 17.35.09

Shakira aportó gastos de luz, agua y televisión por cable de la casa de Nassau. Resultó que esos servicios los pagaba una empresa y no los consumía ella, sino los empleados que cuidaban la finca. En 2010, tras romper con Antonio de la Rúa, su expareja le reclamó 100 millones de euros por derechos de "la marca Shakira". La inspectora consiguió su declaración judicial, en la que afirmaba que él iba a quedarse la casa de Bahamas y que Shakira “mandó a sus asistentes a recoger sus pertenencias”.

La inspectadora del caso, Susana C., observa todos los movimientos de sus familiares, amigos o personas de su entorno. Por ejemplo sus padres, hermanos, médico de confianza, entrenadora personal, entre otros. Todos ellos la visitan en España durante los años 2011 al 2014. La mayoría venían expresamente desde Estados Unidos. “Si de verdad residía en Bahamas”, reflexiona en el informe, “les era mucho más fácil visitarla en su residencia de Nassau”.

A Shakira no le une nada con Bahamas. Durante esos años no visitó en ningún momento su isla. Aunque si que ha hecho bastantes viajes alrededor del mundo debido a sus conciertos, entrevistas o su participación como jurado en La Voz de Estados Unidos, pero eso no sirve para dar veracidad a sus palabras porque siempre que vuelve a casa su destino es Barcelona. Susana debía confirmar que Shakira pasó medio año y un día en España para que se la considera residente fiscal. 

Hacienda obtuvo la ficha de cliente de la cantante en un centro de estética de Sarrià, en la parte alta de Barcelona. Logró información de los días en que fue a visitarse a la clínica Teknon. Pidió a Getty Images, la agencia que suele fotografiar su vida profesional y personal, en qué lugar y día se habían tomado ciertas imágenes. Obtuvo datos de los conciertos organizados por Live Nation en Barcelona, Madrid, Valencia o Bilbao en 2011, año grande para Shakira, que completó su gira mundial Sale el Sol. Supo qué días alquiló y utilizó el estudio de grabación Mandinga, de los hermanos Muñoz (Estopa), en Sant Feliu de Llobregat. Habló con Codorniu para conocer las fechas de grabación de un videoclip con Maná en las Cavas Rondel del Penedès (Barcelona). Conoció por boca de su peluquero que iba a peinarla a la casa de Esplugues dos veces por semana y que lo hacía gratis. En el colegio de élite de los niños le informaron de que la madre es una de las personas que los lleva por las mañanas y que va “habitualmente” a las reuniones.

Los movimientos en las tarjetas de crédito también han sido determinantes. Durante esos cuatro años Antonio y tres de sus asistentes gastaron más de 400.000 euros en 279 establecimientos ubicados en Barcelona. La inspectora reconstruyó el imperio mundial de Shakira: una estructura de hasta 14 empresas “sin medios materiales ni humanos”, algunas en paraísos fiscales, que solo servían para ocultar a la verdadera titular de las ganancias millonarias: Shakira. 

Para Hacienda Shakira defraudó en el impuesto de IRPF y patrimonio durante cuatro años, de 2011 a 2014. Su año de mas ingresos fue en 2011 tras la repercusión del Mundial y su relación con Gerard Piqué que la puso en el punto de mira internacional. La cantante pagó 24 millones de euros (la cuota defraudada) para regularizar antes de reclamar ante la Agencia Tributaria. Los inspectores sí llevaron a la Fiscalía el fraude de 2012, 2013 y 2014. En esos tres años se embolsó 34,9 millones y dejó de pagar al fisco 14,5. A Shakira se le imputan seis delitos de fraude fiscal. 

.

Hoy destacamos