Cule-Brón

Una foto de archivo de los jugadores del Barça celebrando la Copa del Rey junto a sus hijos / EFE

Una foto de archivo de los jugadores del Barça celebrando la Copa del Rey junto a sus hijos / EFE

La curiosa lista con los nombres de los hijos de los jugadores del Barça

Tras la llegada del 'babyboom' en el Barça, llama especialmente la atención los nombres que los jugadores y sus parejas han elegido por los que casi todos comparten un denominador común

Redacción Culemanía @culemanias

21.09.2018 11:58h Actualizado: 21.09.2018 18:57 h.

3 min

El babyboom de la plantilla del Barça  es un hecho. En 2011, Andrés Iniesta fue el primero de la plantilla en convertirse en padre con el nacimiento de su hija Valeria, algo que siguió al año siguiente Messi con la llegada de Thiago y Piqué con el nacimiento de Milan. La incorporación de nuevos jugadores también trajo con ellos a sus hijos y actualmente la plantilla posa con asiduidad en los partidos con un montón de retoños a los pies de sus padres.

De la actual plantilla de 24 jugadores diez de ellos son papás. Con la marcha del mago Iniesta, Paulinho, Aleix Vidal y Paco Alcácer el número se ha reducido considerablemente. Los nuevos fichajes son mucho más jóvenes y todavía no contemplan la idea de formar una familia. Aun así, aquellos que sí son padres tienen un denominador común: la originalidad de sus nombres. 

Fuera de lo habitual y de raíces extranjeras

Actualmente se han puesto de moda muchos nombres que dejan atrás la tradición. José, María, Antonio o Manuela eran nombres que hace una década eran habituales. Ahora, los padres acuden a otras culturas y países para dar nombre a sus sucesores. El capitán, Leo Messi es quizás uno de los jugadore que se ha mantenido al margen de esta moda hasta la llegada de su tercer hijo: Ciro. Los dos primeros Thiago y Mateo se consideran nombres más clásicos, a excepeción del primero que es de origen brasileño. El último retoño de Antonella y Messi ha sucumbido a la moda. Ciro es un nombre de origen persa. 

Luis Suárez también ha optado por nombres no muy frecuentes en España, pero más habituales en Sudamérica. Sus dos hijos, a la espera de que llegue el tercero, se llaman Delfina y Benjamín. Ivan Rakitic y Raquel Mauri han formado una familia envidiable con dos pequeñas a las que el jugador apoda "sus princesas". El croata también ha recurrido a otras culturas. Para su primera hija, Althea, eligió un nombre griego y para su segunda hija uno hebreo, Adara.

Gerard Piqué y Shakira son posiblemente la pareja que se lleva la palma. El anuncio del nacimiento de su primer hijo en 2012 fue una noticia inesperada, pero se vio superada cuando anunciaron la elección del nombre del pequeño. Milan. Un nombre de origen eslavo. Con su segundo hijo tampoco quisieron romper el guión establecido y decidieron nombrarle Sasha de origen griego.

Todos siguen un mismo patrón

El compañero en defensa de Piqué, Thomas Vermaelen también ha elegido nombres peculiares para sus dos hijos. Ace y Raff. Sergio Busquets y Elena Galera también han elegido nombres poco habituales. Con su primer hijo decidieron acudir a la cultura germano-italiana con la elección de Enzo. Su segundo hijo, que nació apenas hace unos días tal y como informó la pareja, también ha acudido a la cultura hebrea. El recién nacido se llama Levi. 

Jordi Alba y Romarey Ventura también fueron padres a principios de año. Tras una relación de tres años decidieron aumentar la familia con Piero, un nombre de origen latino. El otro lateral del equipo, Nélson Semedo, también tiene un nombre poco habitual: Luana.

Parece ser que el único que ha decidido mantener un estilo más clásico es Philippe Coutinho. Su pequeña se llama María. Arturo Vidal, que ha fichado esta temporada por el Barça, también eligió un nombre clásico para su hija, aunque con un toque modernizado: Elisabetta.

Los exjugadores también

Incluso los exjugadores del Barça, pero que tuvieron sus hijos cuando pertenecían al equipo, han elegido, casulamente o no, nombres algo más extraños. Andrés Iniesta tiene dos pequeños. Su primera hija se llama Valeria, algo más clásico, pero su segundo hijo tiene un nombre compuesto: Paolo Andrea. Algo que podría insinuar un homenaje a Paolo Maldini y a Andrea Pirlo. La tercera y última en llegar es la que más cambio ha expermientado. Siena, un nombre de origen italiano muy conocido por la ciudad. de la Toscana. 

También Xavi eligió un nombre que no es catalán. Su mujer, Núria Cunillera, dio a luz a su hija en 2016 y la pareja anunció que se llamaría Asia. De momento, no se sabe quién será el próximo papá de la plantilla, pero todo apunta a que volverá a sorprendernos con un nuevo nombre. Luis Suárez recibirá a su tercer hijo en los próximos meses, aunque aún no ha anunciado su nombre. El uruguayo es de los pocos que ha recurrido a sus raíces para elegir el nombre de sus hijos. 

Víctor Valdés también eligió nombres muy peculiares para sus tres hijos. La primera en llegar fue Kai, aunque para su segunda hija recurrió a un nombre menos rompedor: Vera. Aun así, para la llegada del único varón recurrió a un nombre muy común en Sudamérica: Dylan. El excapitán del Barça, Carles Puyol, es el único jugador que ha elegido nombres clásicos para sus dos hijas: Manuela y María, algo que llamó especialmente la atención de los medios en su día. 

El resto, Cillessen, Denis Suárez, Samuel Umtiti, Marc-André ter Stegen, Sergi Roberto, Dembélé, Arthur, Malcom, Rafinha, Sergi Samper, Lenglet y Munir aún no se han estrenado como padres.

 
Hoy destacamos