Cule-Brón

Sara Carbonero e Iker Casillas

Sara Carbonero e Iker Casillas

Destapadas las condiciones del divorcio entre Sara Carbonero e Iker Casillas

El madrileño y la toledana firman de mutuo acuerdo los trámites de separación por el bien de sus hijos

Christian Clarasó

14.04.2021 23:49h Actualizado: 15.04.2021 00:00 h.

1 min

Punto y final. Iker Casillas y Sara Carbonero ponen punto y final a sus diez años de amor. Una bonita historia que compartieron en directo con todos los espectadores en uno de los momentos de máximo audiencia en televisión, la retransmisión de la victoria de España en el Mundial de 2010. La ya expareja llevaba varios años planteándose la separación, sin embargo debido a sus respectivos estados de salud decidieron postergarlo. 

La semana pasada Iker Casillas y Sara Carbonero, quiénes mantienen una muy buena relación, acudieron a los juzgados de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, para cerrar los trámites del divorcio. Este martes 13 de abril habrían ratificado su acuerdo de divorcio. "El respeto, el afecto y la amistad permanecerán siempre. Nuestra prioridad es desde el cariño y el compromiso, compartir el bienestar de nuestros hijos y protegerlos para que crezcan en un entorno estable y saludable", señalaron ambos en el momento de anunciar su separación.

Sara Carbonero e Iker Casillas muestran una buena relación tras su ruptura

Este mismo martes se han desvelado las condiciones de este trámite, a las que ninguno de los dos han puesto ni un solo problema, especialmente a la cláusula que hace referencia a la custodia de sus hijos, Martín y Lucas. Tampoco respecto al acuerdo económico. Ambos se casaron en separación de bienes

Según la revista del corazón, el acuerdo al que han llegado es que Sara Carbonero tenga la custodia de los pequeños, mientras que Iker Casillas mantendrá un régimen de visitas muy flexible.

Sara Carbonero se quedará con sus pequeños en la casa de la Finca, donde ya vivían antes de irse a Oporto. Este mismo martes salía a la luz que el exguardameta se había comprado un nuevo ático en la misma urbanización, muy cerca de la casa donde van a vivir los niños. 

A pesar de que la propiedad es de Iker Casillas, el exfutbolista no tiene problema en dejársela a Sara Carbonero. También se dice que se hará cargo de todos los gastos escolares de los pequeños. El madrileño se deja ver todos los días por la casa donde vive su exmujer y los niños. Éste es el encargado de llevarlos todos los días al colegio. 

 

Hoy destacamos