Cule-Brón

Los hijos de Messi y Fàbregas en la nieve / INSTAGRAM

Los hijos de Messi y Fàbregas en la nieve / INSTAGRAM

La escapa de Messi y Antonella a la nieve con su traviesa tropa de guerreros

El astro argentino y su mujer disfrutan de dos días de descanso con sus pequeños

Christian Clarasó

12.02.2019 19:59h Actualizado: 13.02.2019 11:00 h.

1 min

El Barça va primero en Liga y, aunque no quiere que se relajen, Ernesto Valverde les ha concedido un par de días de permiso. Por este motivo las redes sociales se han llenado de escapadas de los jugadores. El equipo blaugrana ha decidido huir de la rutina. Algunos han optado por tierras andaluzas y otros por la nieve, en el Pirineo catalán. Como es el caso de Leo Messi y Antonella Roccuzzo

La pareja ha aprovechado estos días para pasarlos en la nieve junto a sus pequeños y de paso dar una vuelta a la mansión que tienen en la Cerdanya. La residencia de Messi está muy cercana a la de Gerard Piqué y Shakira en Bolvir, la zona más exclusiva de la comarca donde se ha instaurado la jet set catalana. Además de ellos también tienen casa la periodista Susanna Griso, el editor del Grupo Godó y el presidente de Planeta, entre otros. 

Messi dio una pista de su escapada la pasada noche donde mostró una foto de las vistas de su casa, totalmente nevado. Pero no ha sido hasta este misma tarde cuando su mujer ha publicado una graciosa instantánea de sus hijos, Thiago y Mateo, junto a los hijos de Cesc Fàbregas, exjugador del Barça, Capri y Lia

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

❄️❄️⛄️ @daniellasemaan

Una publicación compartida de AntoRoccuzzo88 (@antoroccuzzo88) el

Messi y Antonella han coincidido con dos grandes amigos. Las dos mamás han estado muy unidas en todo momento. Daniella Semaan publicó en sus redes sociales una foto de las dos juntas, mientras que Roccuzzo enterneció con una foto de los pequeños. En ella aparecen tanto los hijos de Messi como los de Fàbregas enfundados en un traje de esquiadores. Perfectos para ir a la nieve y además conjuntados. Con el peligro que tiene el pequeño Mateo es raro que se haya quedado quieto y no haya optado por lanzar una bola de nieve al objetivo de la cámara. 

Mañana por la mañana deberán abandonar la nieve para volver a los entrenamientos esa misma tarde. 

 
Hoy destacamos