Cule-Brón

Arturo Vidal y Sonia Isaza juegan al billar / Instagram

Arturo Vidal y Sonia Isaza juegan al billar / Instagram

La foto más íntima de Sonia Isaza con Arturo Vidal en ropa interior (y conjuntados)

La modelo colombiana acudió nuevamente al Camp Nou para animar al futbolista

Christian Clarasó

30.10.2019 17:34h Actualizado: 20.11.2019 20:26 h.

1 min

Sonia Isaza y Arturo Vidal están más unidos que nunca. La pareja lo comparte absolutamente todo. Una prueba de ello son sus redes sociales, donde especialmente la modelo se encarga de mostrar a sus seguidores lo bien que se lo pasan juntos. Generalmente en el gimnasio, ya que la colombiana no sale de esas cuatro paredes. 

El pasado martes 29 de octubre, el Barça se enfrentó al Valladolid con una gran victoria. Gerard Piqué pudo alzar de nuevo la mano. Uno de los triunfadores de esa noche fue Arturo Vidal, quién metió uno de los cinco goles en el minuto 29. El chileno lo celebró y miró a las gradas porque entre tanto aficionado se escondía ella, Sonia Isaza.

La modelo colombiana ya no se oculta. La joven acude a todos los encuentros que disputa el Barça en el Camp Nou. Eso sí, por el momento la pareja de Arturo Vidal no guarda ninguna relación con las Wags del Barça, ni tan siquiera con Coral Simanovich, quién siempre es muy cordial con todas. Parece que la oscura historia que envuelve a la modelo no ha gustado a ninguna de las mujeres de los futbolistas y tienen miedo que haga lo mismo con alguno de sus chicos. 

Sonia Isaza se besa con Arturo Vidal

A ella no le importa que el resto le de la espalda porque solo tiene ojos para Arturo Vidal. Ellos viven la vida a su manera. Recientemente sorprendieron a sus seguidores con una divertida fotografía donde aparecían muy conjuntados. El futbolista y la culturista fardaron de sus cuerpos esculturales y demostraron que tienen los mismos gustos. Ya se compran la ropa a conjunto, como los gemelos. Un pareo y un bañador muy tropical. 

Después del partido ambos se fueron a casa y publicaron unos vídeos donde gritaban a los cuatro vientos como se querían.

 

 
Hoy destacamos