Cule-Brón

Antonella Roccuzzo y Daniella Semaan en una imagen de archivo / Instagram

Antonella Roccuzzo y Daniella Semaan en una imagen de archivo / Instagram

La mejor amiga de Antonella Roccuzzo desafía la imaginación con un escote de vértigo

Las wags del Barça aprovechan una semana de descanso para relajarse en alta mar

Christian Clarasó

03.08.2020 15:35h Actualizado: 03.08.2020 15:36 h.

1 min

Daniella Semaan ha sido una de las wags que más suerte ha tenido este verano. A diferencia de su amiga Antonella Roccuzzo, ésta sí que ha podido pasárselo en grande con su pareja, Cesc Fàbregas, y los tres hijos que tienen en común. Desde que se levantó el estado de alarma, debido a que la liga francesa no se reactivó, la familia al completo alquiló un lujoso yate con todas las comodidades del mundo para surcar los mares de la costa azul. 

Daniella Semaan en forma

La modelo libanesa ha hecho partícipes a todos sus seguidores de estos días tan espectaculares en sus redes sociales donde cuenta con millones de seguidores. 2,8 millones para ser exactos. Playa, paseos, tomar el sol a bordo, aviones privados y un espléndido cuerpo. Daniella no para ni en vacaciones. Incluso en el yate cuentan con gimnasio, como el de Cristiano Ronaldo, para cuidar su forma física. 

Daniella Semaan en bikini

Ni un gramo de grasa. El vientre plano y la figura totalmente definida. Destacan sus glúteos con sus mallas. Y unos despampanantes escotes. A pesar de las circunstancias este ha sido uno de los mejores veranos de Daniella Semaan. Unas vacaciones que le han venido muy bien después de unos largos meses de trabajo y de confinamiento. 

Daniella Semaan escote

En sus publicaciones Daniella Semaan también ha destacado el amor que siente por sus pequeños y lo mucho que se quieren entre ellos. Algunas fotografías han robado el corazón de sus seguidores, especialmente la que ella misma sostiene a Capri, el más pequeño de la casa. Se quedó dormido tras una divertida jornada en alta mar. 

Daniella Semaan con el pequeño Capri

 

 
Hoy destacamos