Cule-Brón

Joan Laporta de vacaciones en un yate

Joan Laporta de vacaciones en un yate

Las mujeres que han marcado la vida sentimental de Laporta

El candidato a la presidencia del Barça rompió con su mujer por supuestas infidelidades y vivió durante una década una segunda juventud

Christian Clarasó

07.03.2021 01:49h Actualizado: 07.03.2021 12:59 h.

4 min

El Barça ha revivido una auténtica remontada como las que ya ni se recuerdan. Este domingo por la noche podría ponerse el broche de oro para caminar hacia la época dorada del FC Barcelona. Después de una década de ausencia, Joan Laporta vuelve a presentarse como presidente del club azulgrana, donde triunfó de 2003 a 2010. Sin duda es la elección más decisiva y compleja del Barça, porque marcará el devenir del club durante los próximos seis años en un momento sumamente delicado. 

El expresidente del Barça se apartó del club, pero no del papel couché. En más de una ocasión ha llenado portadas de revistas por sus fiestas en alta mar, rodeado de mujeres a bordo de un lujoso yate. Joan Laporta se ha ganado la fama de mujeriego. Desde que se divorció de su mujer, Constanza Echevarría, lo suyo ha sido un goteo constante de ligues. 

constanza echevarría

Así lo defiene la periodista Pilar Eyre: "Joan (Laporta) quiere ser de nuevo presidente del Barça, su bufete de abogados va viento en popa, se ha especializado en China, tiene dinerito, ha adelgazado, esta guapísimo… En lo único que no ha cambiado es en el tema mujeres: le siguen volviendo loco. Una amiga suya me dice: “Su estado ideal era casado con distracciones. Ahora siempre lo vemos con una distinta, cada vez más guapa, con las piernas más largas, más rubia y más extranjera”. Aunque se apresura a añadir: “Es la única debilidad de un hombre honrado. Psst, pssst, acércate, Joan, por favor… Por si no lo sabes, María está libre". "Casado con distracciones", dice Pilar Eyre.

Aunque él nunca lo confirmó, se rumorea que su matrimonio terminó porque su mujer se hartó de las constantes infidelidades. Al catalán no le ha importado mostrar sus conquistas públicamente, mucho más desde que está soltero. Constanza era la hija de Juan Echevarría, expresidente de FECSA, Nissan Motor Ibérica o Mutual Universal, el hombre que le financió su acceso a la presidencia del Barça y al que tuvo que pagar colocando a su hijo Alejandro, patrono de la Fundación Francisco Franco y conocido ultraderechista en Barcelona, dentro de una junta directiva de marcado cariz independentista.

Su mujer y él mantuvieron una relación de 20 años, aunque en los últimos ya hacían vidas separadas. Matenían las apariencias por el bien de sus tres hijos. El Confidencial se hacía eco el 20 de diciembre de 2007 del distanciamiento “cada vez más público y que ya parece definitivo de su esposa Constanza Echevarría… Ya no es ningún secreto para los colaboradores más directos del presidente barcelonista que desde hace un tiempo ya no comparte su vida con su esposa. La separación es, por ahora, temporal y Laporta ya no vive en la casa de Sant Cugat y se ha instalado en un apartamento en Barcelona".

Flavia Masoli fue la primera conquista que se le conoce al expresidente del Barça. Misteriosamente, ésta empezó a trabajar en el departamento de relaciones públicas del club. Tras el despido de ésta en 2008, un año más tarde, Flavia denunció a Laporta y al club por amenazas para que firmara su cese voluntario en la entidad. Al final Flavia se convirtió en un estorbo para Laporta. 

Flavia

Flavia habló para el programa de Antena 3 'Dónde estás corazón' antes de marcharse de España y no dejó en muy buen lugar al expresidente. Explicó que le conoció siendo camarera en el hotel Arts y que la colocó en el club en el departamento de protocolo. Reveló que le había comprado un coche y le había puesto un piso muy cerca del de su madre, desde cuyo balcón le hacía señas para comunicarle que ya había terminado de cenar y se dirigía hacia allí. Añadió que, para no ser reconocido por los vecinos, solía disfrazarse con gorros y gafas oscuras y desveló que cuando supo que iba aparecer en el programa le dijo: “Después de esta entrevista serás más famosa y una desgraciada”.

Entre otras cosas manifestó que “Laporta no le tiene cariño a nadie (…) Me ha presionado (…) La prensa conocía nuestra relación, pero él es un hombre de mucho poder”. 

Tiene un amigo que le busca chicas para sus fiestas después de los partidos”. Y salieron los nombres de Terelu Campos y Vicky Martín Berrocal.Tuvo una relación con la hija del presidente de Uzbekistán”, lo que explica su afición por ese país. Descubrió que en ese momento mantenía una relación con una chica de 23 años de origen árabe, “una nacionalidad que no le gusta nada a él”, que trabajó también en el club en el departamento de marketing.

Simona Ventura 

Poco después, una revista italiana le atribuía una nueva conquista. Se trataba de la periodista Simona Ventura. Según dicho medio el romance se inició en las fechas de la final de Roma (2009) y continuó en Barcelona, cuando en plena rueda de prensa de presentación de Ibrahimovic, Laporta le lanzó varias indirectas de complicidad. 

También tuvo un romance con María Lapiedra. 

Joan Laporta conoció a María Lapiedra tras abandonar su cargo como presidente del club blaugrana, cuando empezaba una breve carrera política. Entonces, la actriz protagonizaba un videoclip llamado "Laporta president" en el que aparecía en bikini con una estelada por las calles de Madrid. 

Lapiedra habló largo y tendido de su relación con Laporta: "Con los conocidos siempre he estado por morbo o por interés. A Laporta siempre le decía que si hubiese sido panadero, no me hubiera fijado en él".

Incluso, se le ha relacionado con la cantante Lucrecia, con quien tuvo, al menos, una noche de desenfreno en una piscina y existen fotos no publicadas que lo atestiguan. 
 

Gulnara Karimova 

Laporta se cansó de tener parejas de tan poco nivel y picó más alto para que no le vendiesen en revistas. Laporta acudió a un desfile de moda en Milán organizado por Gulnara Karimova, la princesa de Uzbekistán. Con ella podría haber tenido una relación mucho antes, cuando todavía estaba con su mujer, tal y como apuntó Flavia. 

Laporta y Gulnara mantenian en Suiza sus citas, dado que allí estaba la sede central de Zeromax, el entramado de empresas que dirigía Gulnara con mano firme. Zeromax era un holding de más de 40 empresas de gas, petróleo, logística, textil y minería, del que Gulnara es la principal accionista.

Y tampoco hay que olvidar a Sana Khouja, una de sus parejas oficiales. Era una empresaria de origen marroquí, 25 años más joven que él. Fueron pillados besándose en plena calle como dos adolescentes. 

sana y joan laporta

Ellas son las más famosas del historial de mujeres que han pasado por la vida sentimental de Laporta. Las menos de la extensa lista que conforma el currículum amoroso del expresidente y nuevamente aspirante a la presidencia del Barça. 

 
Hoy destacamos