Cule-Brón

Andrés Iniesta y su mujer, Anna Ortiz / INSTAGRAM

Andrés Iniesta y su mujer, Anna Ortiz / INSTAGRAM

Nace Romeo Iniesta, el cuarto hijo de Andrés Iniesta

El pequeño se suma a los otros tres hijos de la pareja: Valeria, Paolo Andrea y Siena

Christian Clarasó

21.06.2019 15:22h Actualizado: 21.06.2019 15:22 h.

1 min

Felicidades a Andrés Iniesta. El futbolista está de celebración. Acaba de ampliar la familia. Menuda sorpresa. El futbolista y su mujer, Anna Ortiz, han sido padres por cuarta vez. Él mismo ha sido el encargado de compartir la feliz noticia en sus respectivas redes sociales. "¡Bienvenido, Romeo! ¡Día maravilloso! ¡La mamá y él están geniales!", escribió junto a una bonita imagen donde podemos ver los piececitos del pequeño. 

Las redes se han enamorado de la publicación y muchos de sus compañeros y parejas de estos le han trasladado bonitos comentarios de alegría. "Felicidades, Andrés", ha escrito Javier Mascherano. "Muchas felicidades a toda la familia", ha dicho Xavi Hernández. "Enhorabuena, familia", le escribió Elena Galera, mujer de Sergio Busquets. La periodista Melissa Jiménez también les felicitó por la ampliación de la familia: "Felicidades, familia". 

Desde que el futbolista del Vissel Kobe abandonó el Barça son menos las noticias que aparecen en los medios. Lleva una vida mucho más discreta. Por eso sus seguidores se han sorprendido al conocer la noticia. No habían comunicado ninguno de los dos que iban a ser padres de nuevo. 

Así formó su familia 

El 4 de abril de 2011 nació la primera hija de ambos, Valeria, la mayor. 4 años después, el 31 de mayo de 2015 nació Paolo Andrea y en 2017 Siena. Se convirtieron en familia numerosa, pero parece que no era suficiente. 

La historia de amor entre Andrés Iniesta y Anna Ortiz empezó un 5 de octubre de 2007. En 2012, un año después de nacer su primera hija se unieron en matrimonio en una romántica y discreta boda a la orilla del mar. 

"Es una decisión muy meditada, valorada y pensada por mí y con mi familia. Entiendo que después de 22 años aquí, sé lo que significa ser jugador de este equipo, para mí el mejor equipo del mundo. Por exigencia y siendo honesto, entiendo que mi etapa acaba este año. No podría darle lo mejor de mí en lo físico y mental", dijo el jugador con lágrimas en los ojos cuando se despedía del club de su vida. 

 

 
Hoy destacamos