Cule-Brón

Antonella Rocuzzo, junto a Leo Messi | REDES

Antonella Rocuzzo, junto a Leo Messi | REDES

El rapapolvos imaginario que Antonella Roccuzzo le soltó a Messi y corre como la pólvora por la red

El crack del Barça estaba dispuesto a dejar Barcelona pese al agobio de su familia

Redacción Culemanía @culemanias

06.09.2020 13:08h

3 min

Leo Messi finalmente se quedará en Barcelona, como mínimo, un año más. Sin embargo, su marcha del equipo de su vida ha estado más cerca que nunca. De hecho, si el presidente Josep María Bartomeu le habría facilitado su salida, seguramente ya estaría camino de Manchester. 

El argentino estaba dispuesto a dejar su vida en la ciudad condal, e incluso disgustar a su familia, para disfrutar de sus últimos años de fútbol y poder ganar algún título más. Él mismo lo reconoció, cuando explicó como le sentó a Antonella Rocuzzo y a sus tres hijos su decisión. 

Leo Messi con Antonella Roccuzzo y sus hijos / INSTAGRAM
Messi y Antonella, junto a sus hijos en Ibiza
Leo Messi con sus tres hijos
Leo Messi y Antonela con sus hijos /REDES

"Cuando le comuniqué mi decisión a mi mujer y mis hijos fue un drama bárbaro. Toda la familia estaba llorando, mis hijos no querían irse de Barcelona, ni tampoco cambiar de colegio. Miré más allá y quiero competir al máximo nivel, ganar títulos, competir la Champions", comentó. Messi reveló que quien más sufrió fue su hijo mayor, Thiago: "Escuchó algo en la tele y averiguó algo y preguntaba. No quería saber nada de poder irnos, tener que vivir en un colegio nuevo o hacer nuevos amigos. Me lloraba y me decía "no nos vayamos". Fue duro, la verdad. Pero era entendible, es muy difícil tomar la decisión".

Las redes ardieron durante los más de diez días en que el futuro del 10 culé era una auténtica intriga. Y también ardieron cuando anunció su decisión de dar marcha atrás, y continuar a la fuerza en el Barça. En concreto, corrió como la pólvora un rapapolvos imaginario que Antonella Roccuzzo le soltó a Messi, tras comunicarle sus intenciones. 

El rapapolvos de Antonella a Messi

Estuve toda la tarde imaginándome a Antonella Roccuzzo cagando a pedos a Messi con reclamos tipo “vos te hacés el canchero porque te compra cualquier club pero yo soy la que tiene que ir a ver castillos, decorarlos para vivir y buscar colegio para los pibes”.
“Y si vamos a Inglaterra tengo que manejar del otro lado ¿Vos sos boludo? Encima seguro el club te da un Audi de mierda hasta que compremos algo decente”
“Las niñeras! Me olvidaba de las niñeras! Andá a encontrar a una que hable castellano fluído! Porque Thiago entiende algo por el cole pero los otros dos no tienen idea! Pero el señor se hace el ofendido porque les metieron 8 y se va”
“Y la mudanza, me van a hacer mierda las carteras. VOS te vas a poner a guardar todas esas camisetas de mierda que juntan polvo y esos premios que te dan...”
“Y ni se te ocurra firmar con el PSG porque París será muy lindo pero yo a Wanda no la quiero de vecina”
“Me imagino que ya sabés cuánto vas a pedir de sueldo pero no te olvides de la obra social y ni se te ocurra hacer cargo a tu viejo de los impuestos que siempre nos mete en quilombos porque no los paga”
“Encima no lo hablaste por abajo, tuviste que mandar ese fax de mierda. ¿Eso si sabés pero cuando te mando las compras del supermercado no sabés diferenciar una lechuga mantecosa de una capuchina o les traés a los nenes las galletitas esas que no se come nadie”
“Y ni se te ocurra decir que te retirás en Ñuls, yo a Argentina no vuelvo. ¿Vos te pensás que en Rosario salgo y encuentro un local de Prada o Louboutin en la peatonal?”
“No es tan difícil, preguntame esas cosas. Si en cada entrega de Balón de Oro te tengo que elegir hasta las medias ¿Cómo te vas a cortar solo con esto? En serio Lionel, y mirame cuando te hablo.”
“Otra cosa ¿Qué hacemos con el yate? En serio Lionel, decime ¿Lo dejamos en la marina y que se pudra? Porque jodiste con ese yate como 6 meses. Espero que hayas pensado en eso.”
“Me cagaste Barcelona, Lionel, me cagaste Barcelona. Nos van a putear en colores si salimos a la calle, con todo lo que hicimos para que te aprecien con lo tímido que sos, que venían a pedirte una foto y te escondías atrás mío.”
“Me iría a la mierda a ver cuánto te la bancás solo aprendiendo otro idioma, entenderle a otro técnico y encima si te toca Inglaterra tenés a todos esos africanos putañeros que salen en los diarios día por medio. ¿Esa imagen les vas a dejar a tus hijos?”
“Mirá, me voy a dormir. Cuando te des vuelta en el sillón y esté el perro tirándote el aliento espero que entiendas la que te mandaste". 

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La mujer de Leo apoyó al argentino en cada decisión que tomó, y pese a dolerle el marcharse de Barcelona, entendió que su marido solo buscaba su felicidad ante una situación extrema. De hecho, Antonella parece ya haber olvidado todo este culebrón, y volvió a activar sus redes sociales para felicitar a su gran amiga, Elena Galera. 

Antonella, felicitando a Elena Galera | IG

 

 
Hoy destacamos