Cule-Brón

Riqui Puig disfrutando de un partido

Riqui Puig disfrutando de un partido

Riqui Puig trollea a su madre para matar el aburrimiento (y otros retos)

El canterano del Barça se encuentra confinado en casa de sus padres

Christian Clarasó

16.04.2020 02:06h Actualizado: 16.04.2020 02:09 h.

1 min

El chico guapo y más joven del primer equipo del Barça, supuestamente soltero, Riqui Puig, se encuentra confinado con sus padres. La mejor compañía para estas semanas donde las horas se hacen muy largas. Todos los días, como el resto de jugadores, el catalán se entrena con sus máquinas para hacer ejercicio, pero el día es muy largo y sobra tiempo. Películas, series, lectura, cocina y pasar buenos momentos con sus padres, especialmente con su madre, la protagonista de su último vídeo. 

Riqui Puig entretiene a sus seguidores durante esta cuarentena en su cuenta de Instagram, donde ha sacado su lado más cómico, sin olvidar el deportivo. El catalán cuenta en la red social con un total de 1,3 millones de seguidores. En estas semanas, Puig se suma a todos los retos. Lógicamente no podía faltar el del papel higiénico. Él también acabó con todas las unidades en el supermercado. En la terraza de la casa de sus padres, Riqui, vestido con un chándal rojo de la firma deportiva Nike, conseguia dar hasta 11 toques al rollo de papel y se lo llevaba cómodamente, con un tono vacilón. 

Y no ha sido el único challenge. En otro se le puede ver cocinando algo sabroso en una olla, mientras con la misma cuchara cuela una pelota de ping pong en una copa que está a una distancia prudencial. Algunos de sus seguidores creen que ha sido ayudado por alguno de sus padres para crear este efecto óptico. Él lanza la pelota fuera del objetivo de la cámara y al mismo tiempo otra persona encesta una pelota exactamente igual en la copa. 

Riqui Puig está aprovechando al máximo este tiempo confinado en casa para estar al lado de sus seres queridos. El canterano ha publicado un vídeo grabado por su padre donde intenta evitar que su madre no le quite el balón. Efectivamente no consigue hacerlo. Ambos se ríen y abrazan demostrando una gran complicidad. 

Menos mal que Riqui Puig no deja de hacer deporte porque sino, probablemente, saldría como muchas personas, con algún kilo de más. Se desconoce si estos ricos postres los preparan algunos de sus padres o él mismo, pero está claro que se está poniendo las botas. "Com va la dieta? 🍦😋 Va ànims que aviat tot tornarà a ser com abans", escribe el catalán. 

Riqui Puig comiendo un pastel

 

 
Hoy destacamos