Cule-Brón

Álvaro Morata y Alice Campello enamorados / INSTAGRAM

Álvaro Morata y Alice Campello enamorados / INSTAGRAM

Los robos contra las estrellas del fútbol llegan a Madrid

Álvaro Morata y su familia son los últimos en sufrir un robo con violencia en su hogar

Christian Clarasó

10.06.2019 17:04h

2 min

Los robos a los futbolistas están a la orden del día. Empezaron con los jugadores del Barça, continuaron con los del PSG y ahora se centran en los madrileños. Parece ser que robar a un futbolista es muy fácil. Sus horarios están muy claros. Todo el mundo sabe cuando tiene un partido ese jugador y ese es el momento perfecto que utilizan para entrar a sus casas previamente estudiadas. El último en sufrir las consecuencias ha sido Morata. 

"Todavía estoy molesta y creo que tendré miedo durante mucho tiempo. Creo que esta es una de esas cosas que no olvidas fácilmente y te hacen darte cuenta de cuánto vale el amor y la vida", decía la italiana que compartió una imagen de su familia en su cuenta de Instagram. Este es el mensaje que lanzaba la italiana a sus seguidores para agradecer las muestras de apoyo y cariño recibidas. Romarey Ventura también vivió esta mala experiencia con su hijo Piero en casa y decidieron mudarse de hogar. 

El domicilio madrileño de Álvaro Morata fue asaltado por varios hombres armados. El delantero colchonero se encontraba jugando con España ante Islas Feroe, en partido clasificatorio para la próxima Eurocopa. Muchos de los objetos que robaron tenían un gran valor sentimental para la pareja formada por Morata y Alice Campello. Lo peor de todo este trágico suceso es que el resto de la familia se encontraba en el interior de la vivienda. Un episodio que quedará grabado en su memoria por una larga temporada. De momento los asaltantes han podido escapar a pesar de la rapidez de la policía. No obstante la investigación continúa abierta. 

Según ha confirmado la Policía, lo hicieron con el método de escalada poco después de que el partido finalizase y al descubrir gente en su interior tuvieron que agilizar el hurto. Dentro de la casa estaban los mellizos, los bebés de la pareja, una empleada del hogar y la propia Alice Campello. Las dos mujeres mantuvieron la calma para no alarmar a los pequeños. "Saber que tienes a tus hijos en casa y pensar que pueden tocarlos o hacerles algo es realmente una emoción inexplicable. Afotunadamente todos estamos bien y podría haber sido mucho peor", reflexiona Campello.

"Han robado tantos recuerdos... pero ya se han ido. Ahora intentaré no pensar en ello, tratar de olvidar y pensar en nuestra familia. Os mando un gran beso y muchas gracias por todos los mensajes", explicaba agradecida la modelo.

 
Hoy destacamos