Cule-Brón

Courtois recibe el premio The best / INSTAGRAM

Courtois recibe el premio The best / INSTAGRAM

El romance de Courtois con Alba Carrillo genera el primer escándalo público

El portero del Real Madrid explota y se mete en su primer lío con un paparazzi

Christian Clarasó

08.03.2019 12:03h Actualizado: 08.03.2019 12:03 h.

1 min

La revista Semana volvió a protagonizar la semana pasada un nuevo portadón. Después de dar a conocer en exclusiva la relación entre Malú y Albert Rivera, sorprendió con otra unión, en esta ocasión del mundo del deporte. Se trata de Alba Carrillo y Courtois, portero del Real Madrid. 

La colaboradora de Telecinco sigue empeñada en relacionarse con deportistas. Primero tuvo una relación con Fonsi Nieto, expiloto de motociclismo, con quien tiene un hijo en común. Después se enamoró perdidamente de Feliciano López pero este la dejó. Tras su relación con David Vallespín su corazón vuelve a estar ocupado y esta vez cambia el tenis por el fútbol. Alba Carrillo ha conquistado a Courtois. Ambos fueron pillados disfrutando de una cena en un conocido restaurante de la capital. 

Según la revista "cenaron en un japonés, pasearon por las calles de Madrid e hicieron alarde de una buena sintonía en la que no faltaron muestras de afecto y complicidad". Al parecer, Alba Carrillo y Courtois llevarían viéndose a escondidas desde las pasadas navidades y se habrían conocido gracias a unos amigos en común. La modelo ya se ha pronunciado respecto a los rumores: "Somos amigos y nos estamos conociendo. Estoy feliz".

El primer problema de Courtois 

Ni tan siquiera hace una semana de la noticia y la pareja está en boca de todos. No paran de generar titulares. La última la recomendación de una ex del futbolista a Carrillo. La joven le dijo que tuviese cuidado con él por su fama de infiel y mujeriego. Todo el mundo opina sobre esta supuesta relación. 

Este miércoles Courtois explotó y protagonizó un desagradable incidente con un paparazzi. El portero del Real Madrid intuyó que le estaba siguiendo un fotógrafo y terminó agrediéndole. Segundo más tarde, el futbolista se dio a la fuga aunque el paparazzi siguió detrás de él hasta conseguir anotar la matrícula. 

El fotógrafo acudió a la Policia y claramente se trataba del portero del Real Madrid. Este decidió no ponerle la denunciar y dejar todo en una simple anécdota. 

 
Hoy destacamos