Cule-Brón

Sonia Isaza publicidad

Sonia Isaza publicidad

Sonia Isaza combate el coronavirus: cuarentena en ropa interior

La modelo colombiana se encierra en su gimnasio en estos días de confinamiento

Christian Clarasó

17.03.2020 18:33h Actualizado: 17.03.2020 18:33 h.

1 min

Sonia Isaza, como todos los ciudadanos en España, se confina en casa para terminar con el coronavirus que solo en este país ya se ha cobrado más de 500 muertes y contabiliza ya 11.500 contagiados. La colombiana tiene la suerte de ser pareja de Arturo Vidal. En casa el futbolista, como todos los demás deportistas, cuenta con muchas comodidades en su casa, especialmente un gimnasio. Una pieza clave y más ahora que no puede salir de casa para entrenar. 

La colombiana ama el gimnasio. De hecho su trabajo que empezó con un mero hobby también pasa por estar rodeada de máquinas. Ya sin cuarentena, Sonia Isaza pasaba todas las mañanas encerrada en el gimnasio, así que su día a día no ha cambiado mucho. Incluso ahora, debido al aburrimiento, pasa más tiempo encerrada en la sala. 

La pareja de Arturo Vidal ya está recuperada de su lesión de rodilla y poco a poco va trabajando todas las partes de su cuerpo, incluso las que antes tenía prohibidas. La colombiana le da mucha importancia a su culto al cuerpo. Para ella son muy importantes sus glúteos, por eso alardea de su tipazo en sus redes sociales, especialmente en Instagram donde tiene más de 3 millones de seguidores. 

La modelo ha vuelto a publicar vídeos y fotografías de todas sus sesiones de entrenamiento. Entre tanto vídeo se encuentran alguna imágenes de alto voltaje que serían capaces de eliminar el coronavirus porque suben todas las temperaturas hasta explotar. 

Sonia Isaza posado

Aprovechando su lesión, Sonia Isaza realizó una sesión de fotografía en una habitación del hotel Miramar de Montjuic, en Barcelona. La joven guarda muchas de estas imágenes y las muestra a cuentagotas. La última sentada en el sofá de la habitació con ropa interior negra y unos calentadores negros hasta las rodillas. Sin perder su mirada y sonrisa sexy y picara. 

 

 
Hoy destacamos