Cule-Brón

Cristina Pedroche hace una postura de yoga

Cristina Pedroche hace una postura de yoga

La sonrisa de Cristina Pedroche en el día más complicado de su vida

La colaboradora de Zapeando acompañó a su marido al hospital

Christian Clarasó

12.02.2020 00:24h Actualizado: 12.02.2020 19:29 h.

1 min

Es un día complicado para Cristina Pedroche y especialmente David Muñoz, quién aunque no ha revelado el motivo de su visita hospitalaria hace unos días contó que sufría una dolorosa dismetría que había desviado su cadera y pelvis. Esta mañana el popular chef visitó la Clínica Centro de Madrid para ponerse en buenas manos, las del traumatólogo Manuel Leyes. 

Antes de ir a trabajar, la madrileña estuvo al lado de su marido en todo momento. "Actitud ganadora siempre, la vida es para los valientes 🔥❌⭕️🔥", dijo el cocinero, y ella respondió sin dudarlo: "Y yo de la mano 😍". Después de esta visita médica, la pareja se fue a disfrutar de la noche. "Hoy marido se ha portado como un campeón y se merece una buena cena", comentó la colaboradora de Zapeando mientras caminaban juntos de la mano. 

David Muñoz en el hospital

"Después de varios años con diferentes problemas, he encontrado el origen de mis dolores varios y como ha ido degenerando en otros problemas en cadena", explicó. El cocinero está poniendo solución a esta dolencia que le ha apartado de una de sus grandes pasiones, el running. Por el momento debe dejar de lado el deporte en exceso. "Parece que va a ser una carrera a largo plazo. Trabajaré duro y haré los deberes cada día, para que pueda volver a correr y eso no signifique acabar con una prótesis de cadera", añadió. 

Llevan casados desde 2014 y su relación cada día va a más y mejor. Pero de momento no piensan ampliar la familia. Ambos están centrados en sus respectivas carreras profesionales. Cristina Pedroche contó que "un bebé es algo muy serio, hay que pensarlo bien y hay que tener tiempo para cuidarlo. No quiero que lo hagan mis padres o mis suegros en nuestro lugar", comentó. "Ahora mismo, no quiero parar mi profesión. Estoy en un tren en marcha y no me voy a bajar. Además, tengo 31 años, todavía soy muy joven. No quiero decir que no vaya a tener hijos nunca, pero tampoco quiero tener la presión de tener que tomar una decisión ahora", concluyó.

 

 

 

 

 
Hoy destacamos