Cule-Brón

Una foto de Gerard Piqué y Shakira durante un rodaje en Barcelona / INSTAGRAM

Una foto de Gerard Piqué y Shakira durante un rodaje en Barcelona / INSTAGRAM

Los trucos que utilizó Hacienda para pillar a Shakira

El fisco español defiende su tesis por sus compras y visitas habituales a la peluquería y otras actividades sociales

Redacción Culemanía @culemanias

15.12.2018 18:07h Actualizado: 17.12.2018 11:50 h.

1 min

El caso de Shakira va para largo. La Fiscalía de Barcelona ha presentado una querella contra la cantante colombiana por seis presuntos delitos fiscales por los que el fisco le reclama 14,5 millones de euros. El fisco español defiende su postura por las incongruencias sobre la residencia real de la colombiana, que los ejercicios 2012, 2013 y 2014 mantuvo en las Bahamas pese a vivir de forma asidua en Barcelona junto a Gerard Piqué quien desde 2011 era su pareja formal. 

La artista internacional ha defendido su inocencia desde que salió a la luz su caso y tras confirmarse la querella, tildó este viernes el caso judicial de asedio y campaña del miedo para otros contribuyentes.  Para evitar dañar su imagen cedió 20 millones de euros en un acto de buena fe, pero ni así podrá evitar los juzgados si la denuncia es admitida a trámite.

Las razones

La Fiscalía defiende que Shakira residía en Barcelona más de 183 días al año pese a que nunca fijo su residencia en la Ciudad Condal hasta 2015. Para ello, ha analizado la vida cotidiana de la colombiana. La peluquería, las actividades sociales, citas públicas con Gerard Piqué o eventos han sido motivos más que suficientes para elaborar un dossier suficientemente extenso para acusar a Barranquillera de fraude. 

Gerard Piqué (d) y Shakira, su pareja, juntos en un coche en una imagen de archivo

Gerard Piqué (d) y Shakira, su pareja, juntos en un coche en una imagen de archivo 

Al parecer, una inspección a la peluquería que frecuentaba Shakira, en su rutina semanal, lo que confirmó que las declaraciones de la cantante no cuadraban con su situación fiscal. Sus visitas frecuentes y habituales durante tres años a dicha peluquería confirmaron las sospechas de los investigadores. 

Asimismo, otras actividades que realizó en Cataluña confirman la tesis. Clases particulares con su entrenadora personal Anna Kaiser o sus visitas al gimnasio constataron su residencia constante en Barcelona. Asimismo, el nacimiento de sus dos hijos, en el Hospital Teknon de Barcelona, y el seguimiento de su embarazo por parte de los médicos del centro, mantienen las sospechas. 

 
Hoy destacamos