Culemaníacos

Leo Messi y Dani Carvajal en un clásico de la pasada temporada / EFE

Leo Messi y Dani Carvajal en un clásico de la pasada temporada / EFE

Las acciones con que Tsunami Democràtic amenaza al clásico

La plataforma ha organizado una movilización para el día 18 de diciembre

Redacción Culemanía @culemanias

26.10.2019 11:29h Actualizado: 27.10.2019 11:04 h.

2 min

La fecha de celebración del primer clásico de la temporada ha sido el tema de moda de la actualidad azulgrana en los últimos días. El pasado 16 de octubre la Liga solicitó a la Real Federación Española de Fútbol que el primer choque entre Barça Real Madrid se disputara en el Santiago Bernabéu por la manifestación convocada para este sábado en Catalunya, día en que debía jugarse el partido de acuerdo con el calendario.

Tras una semana de idas y venidas, en la que blancos y azulgranas se negaron a alterar el orden de los clásicos y ambos clubes se las vieron con Tebas por la fecha, el Comité de Competición determinó que el primer duelo entre catalanes y madrileños de la temporada se celebrara el miércoles 18 de diciembre.

El Camp Nou durante un Clásico / EFE

El Camp Nou durante un Clásico / EFE

Las instituciones y los clubes pensaban que, dos meses después, la situación política y social de Catalunya se habría calmado y el clásico se podría disputar con cierta normalidad, algo improbable si el choque se hubiera acabado disputando este sábado.

Nueva movilización

Pero nada más lejos de la realidad. Pocas horas después de que el Comité de Competición fijara el 18 de diciembre como nueva fecha, Tsunami Democràtic volvió a amenazar con impedir la celebración del clásico. Cabe recordar que esta misma plataforma fue la que convocó la manifestación de este sábado que empujó a la Liga a cambiar la fecha del duelo.

En primer lugar, la organización celebró que el Barça-Madrid tuviera que ser pospuesto. Horas después, convocó una nueva movilización para el día 18 de diciembre, el del clásico, con el lema "juguem a casa" ("jugamos en casa"). Pese a la advertencia, ni la Liga ni los clubes han solicitado un nuevo cambio de fecha.

Por el momento, Tsunami Democràtic no ha detallado qué acciones va a llevar a cabo, pero es probable que siga un modus operandi similar al del pasado lunes 14 de octubre, día en que interfirió en la actividad del aeropuerto de El Prat provocando la cancelación de alrededor de un centenar de vuelos.

Así pues, el aplazamiento del clásico no ha servido para nada. Aunque ya habrán pasado dos meses, se realizará una nueva movilización que amenaza la disputa del choque entre FC Barcelona y Real Madrid

 
Hoy destacamos