Culemaníacos

Arthur Melo en su debut en la Champions League /FCB

Arthur Melo en su debut en la Champions League /FCB

La afición del Barça, contraria a la venta de Arthur

El brasileño se marchará a final de temporada a la Juventus de Turín

Cristina Balaguer

30.06.2020 11:38h

2 min

La venta de Arthur Melo ha levantado muchas dudas. La operación lleva semanas en boca de todos y a pesar de que en muchos momentos parecía que no iba a suceder, finalmente el brasileño se marchará a Turín cuando termine la temporada con el FC Barcelona. El conjunto italiano ha terminado consiguiendo 

La operación se ha cerrado por 72 millones de euros. El club azulgrana mejorará sus cuentas del ejercicio 2019-20 con este ingreso. El Barça pagó 31 millones por el brasileño hace dos veranos. A su vez el Barça da la bienvenida a Miralem Pjanic, por el que pagarán 60 millones. El beneficio real del acuerdo serían unos 12 millones. 

La parte económica de la operación no es la única que ha despertado recelos. Los jugadores elegidos para el intercambio también son un problema. A pesar de que Arthur no ha terminado de encajar en la dinámica del equipo, facilitar su salida para que llegue un jugador siete años mayor no ha emocionado a la afición. 

La mayor parte de la afición no está de acuerdo con su venta y consideran que es un error el fichaje de Miralem Pjanic. El bosnio es mayor que Arthur y la afición considera que puede ser una buena solución a corto plazo pero un error de cara al futuro. De hecho, muchos comentarios esperan que en unos años el brasileño regrese al Barça.

Los culés también le dan mucha importancia al hecho de que el club y la prensa insistan en que se vende por cuestiones futbolísticas cuando en realidad creen que es solo por razones económicas. Además la afición considera que el brasileño sale del club forzado tras no querer marcharse a la Juventus cuando comenzaron las negociaciones. 

Trayectoria irregular

Arthur ha tenido una carrera irregular en el equipo marcada por las lesiones y la polémica. A pesar de sus intentos por mejorar su imagen e intentar encajar, todo ha sido en vano. El brasileño fue criticado y reprendido en su momento por su afición a las fiestas y su poco compromiso y sus problemas físicos no han ayudado. 

Recientemente comenzó a trabajar con un entrenador personal para fortalecer su físico y con un nutricionista para mejorar su alimentación. Además de disponer de un cocinero también contaba con un fisioterapeuta y un profesor particular de catalán. Todos estos esfuerzos parecían indicar que permanecería en Barcelona pero no será así. A pesar de que fue su propia madre la que aseguró que se sentía feliz aquí, otros factores han jugado un papel importante en estas negociaciones. 

La última polémica

El último problema han sido las declaraciones de Quique Setién antes del partido con el Celta de Vigo. "No es el primero ni el último jugador que ficha con unas grandes ilusiones y expectativas y al final no fructifican por lo que sea. No sé si va a pasar con Arthur o no, pero le pasa a muchos equipos y a muchos jugadores", estas palabras han molestado mucho al jugador y a su entorno. 

Setién no tiene dudas sobre su compromiso hasta que termine la temporada: "No tengo ninguna duda de él. Va a ser honrado hasta el último día, como ha manifestado. Está a disposición y así lo ha manifestado tanto él como yo. Después habrá que ver qué decido yo a nivel de minutos y si juega más o juega menos". 

 
Hoy destacamos