Culemaníacos

La camiseta de Dembelé y un aficionado del Barça / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

La camiseta de Dembelé y un aficionado del Barça / FOTOMONTAJE DE CULEMANÍA

La afición del Barça manda un mensaje a Dembelé

El jugador francés empieza a ganar enteros entre los seguidores azulgranas

Pau Beya Acero

28.12.2018 14:12h

3 min

El primer año y medio de Ousmane Dembelé en Barcelona no ha sido nada fácil. El jugador llegó al Barça con el difícil objetivo de sustituir a Neymar Jr. y en aquel entonces se convirtió en el fichaje más caro de la historia del club catalán tras pagar éste 115 millones de euros al Borussia de Dortmund por sus servicios.

Su primera temporada estuvo muy lejos de las expectativas que se generaron entorno a él. A mediados de septiembre sufrió un desgarro en el fémur que lo mantuvo apartado de los terrenos de juego hasta el mes de enero. Y volvió a caer dos semanas después de su regreso a causa de un desgarro muscular que le impidió jugar tres semanas más. 

Ousmane Dembelé cayó lesionado por primera vez en un partido que enfrentaba a Getafe y FC Barcelona

Ousmane Dembelé cayó lesionado por primera vez en un partido que enfrentaba a Getafe y FC Barcelona

Así que se podría decir que Dembelé empezó su primera temporada el 11 de febrero. Y como todo jugador que viene de fuera de La Liga, necesitó un tiempo de adaptación en el equipo y en el sistema que en vez de darse de septiembre a diciembre se dio de febrero a mayo. Cerró su primera temporada con la camiseta azulgrana con solo 24 partidos disputados y 4 goles anotados, unos números muy alejados de la cifra que se pagó para que llegara al FC Barcelona.

Inicio de segunda temporada controvertido

Se podría decir que entre agosto y diciembre de este año hemos conocido dos versiones radicalmente diferentes de Dembelé. La de fuera del campo asusta y la que se pone las botas ilusiona. El francés ha tenido dos problemas de indisciplina esta temporada que algunos parecen no perdonar. El primero, el 8 de noviembre, cuando tardó hora y media en avisar al club de que no podía acudir al entrenamiento debido a una gastroenteritis.

El segundo, el 9 de diciembre. Había una sesión de entrenamiento prevista para las once de la mañana a la que el francés llegó dos horas tarde. Un día antes se había visto la versión buena del extremo en la victoria del Barça en Cornellà-El Prat, donde fue uno de los jugadores más destacados e incluso anotó un gol con su pierna "menos buena", la derecha.

El golazo de Dembelé al Espanyol / YOUTUBE CULEMANÍA

Y es que, como dice MessiDembelé tiene todas las aptitudes físicas para triunfar en el FC Barcelona. Obviando los problemas de disciplina, el francés es el tercer máximo goleador del equipo con 10 goles, a tan solo uno de Suárez. Y eso que está disputando bastantes minutos menos que el charrúa. Aparentemente, en las últimas semanas se ha ganado la plaza de titular por delante de Philippe Coutinho, el fichaje más caro de la historia del club.

Y lo ha hecho gracias a sus actuaciones en el césped. Una semana después del episodio de la gastroenteritis, cuando aún estaba en el epicentro de la polémica, saltó a falta de 10 minutos al césped del Wanda Metropolitano, donde el Barça perdía 1-0. Y pese a todas las críticas de los días previos, que habrían afectado a cualquiera, él marcó el gol del empate con una exhibición de sangre fría. Y solo dos días después del retraso en el entrenamiento, en el último partido de la fase de grupos de la Champions ante el Tottenham, anotó un gol que solo está al alcance de los mejores. Cogió el balón en el centro del campo y, tras un eslalon de 50 metros, batió a Hugo Lloris.

Voto de confianza de la afición

Las últimas actuaciones del extremo francés han cambiado la percepción de la mayoría de la afición hacia él. Así lo demuestra esta encuesta grabada por Culemanía en los exteriores del Camp Nou antes de que se disputara el Barça-Celta perteneciente a la jornada 17 de la Liga donde, por cierto, Dembelé volvió a marcar. 

Encuesta a los aficionados azulgrana a las afueras del Camp Nou / YOUTUBE CULEMANÍA

"Es un jugador que tiene calidad, lo que pasa es que es joven", "cuando juega cumple", "es un futbolista muy aprovechable" o "va camino de crack, solo necesita un sherpa que lo guíe" son algunos de los halagos que se podían escuchar en las afueras del Camp Nou el pasado sábado. Pero también hay algunos escépticos, como los últimos encuestados del vídeo, que creen que si fuera del campo no cambia hay que venderlo en verano, aunque añaden que "si se pone las pilas puede triunfar". 

 

Hoy destacamos