Culemaníacos

Imagen de un corteo de los Boixos Nois / ARCHIVO

Imagen de un corteo de los Boixos Nois / ARCHIVO

Agresión de dos Boixos Nois a un ultra del Espanyol

Los radicales del Barça se encontraron con el del Espanyol en el Hospital Vall d'Hebrón

Redacción Culemanía @culemanias

05.04.2020 18:44h

2 min

España vive una situación histórica. Lamentablemente. El coronavirus sacude a la sociedad española. La nueva enfermedad ya ha afectado a más de 130.000 personas y ha provocado el fallecimiento de más de 12.000. Poco a poco, la curva se empieza a revertir, pero aún queda mucho trabajo por delante.

Como mínimo, la población deberá permanecer confinada en sus domicilios hasta el próximo 26 de abril, día en que acabará la segunda prórroga del Estado de Alarma. Y a decir verdad, lo más probable es que la alerta se mantenga alguna semana más, quizás hasta principios o mediados de mayo.

España es el segundo país con más positivos del planeta, solo superado por Estados Unidos, que ya acumulan más de 300.000 contagios. La medida más efectiva es el aislamiento de tantos ciudadanos como sea posible.

Agresión

Como si nada de esto pasara, aprovechando la situación, este sábado dos Boixos Nois agredieron al líder de las Brigadas Blanquiazules, grupo ultra del Espanyol. Los dos radicales del FC Barcelona atacaron a Freddy, número uno de los hooligans pericos, en las afueras del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona.

Los culés se acercaron al seguidor blanquiazul y le preguntaron cómo se llamaba, pero no hubo respuesta. En realidad ya sabían quien era, pues uno de los ultras del Barça le dijo a su compañero lo siguiente: "¿sabes quién es este? Este es el Freddy". Justo después le dio varios puñetazos.

Cuando el radical perico trataba de marcharse, atacó el otro miembro de los Boixos Nois. Corrió hacia él, le dio una patada y le pregunto "qué pasa, Brigada?". Finalmente, Freddy consiguió huir mientras los dos ultras culés le gritaban lindezas como "corre, perra" o "hijo de puta".

La escena de la pelea fue compartida en Twitter por un subinspector de la Policía Nacional y ya se encuentra a disposición de las autoridades policiales. Ni en tiempos excepcionales como este son capaces de comportarse. Tampoco es que sea nada sorprendente.

Esto es algo rutinario entre grupos de este tipo, que, cuando pueden, quedan para golpearse por el simple hecho de ser del equipo contrario. En todo caso, la escena, compartida en Twitter por un subinspetor de la Policía Nacional, ya está en manos de las autoridades.

 
Hoy destacamos