Culemaníacos

Neymar y Mbappé antes de la final de la Copa de Francia / EFE

Neymar y Mbappé antes de la final de la Copa de Francia / EFE

Las agresiones de Neymar y Mbappé al perder la Copa de Francia

Las dos estrellas del cuadro parisino perdieron los papeles después del revés ante el Rennes

Pau Beya Acero @pbeya96

28.04.2019 15:30h

2 min

Aunque ganó la Ligue 1 por inercia y falta de rivales, la temporada del Paris Saint-Germain, la segunda con Neymar Jr y Kylian Mbappé en plantilla, ha resultado un absoluto fracaso. Con la eliminación de la Champions a manos del Manchester United aún en la memoria, el cuadro parisino perdió el pasado sábado el tercer título de la campaña.

Por quinto curso consecutivo, el PSG se plantó en la final de la Copa de Francia con una facilidad insultante. Se hicieron con las últimas cuatro ediciones y todo parecía indicar que se harían con el quinto cetro seguido, algo que no ha logrado ningún equipo europeo en la historia y que puede conseguir el FC Barcelona si gana al Valencia en la final de la Copa del Rey.

Neymar y Mbappé celebran un gol con el Paris Saint Germain / EFE

Neymar y Mbappé celebran un gol con el Paris Saint Germain / EFE

Los parisinos pusieron tierra de por medio muy pronto. Los goles de Dani Alves (13') y Neymar (21') insinuaban que el título se trasladaría de nuevo a París. Pero el Rennes no arrojó la toalla y el gol en propia puerta de Kimpembe les devolvió la vida antes del descanso (40'). En el 66', Mexer anotó el 2-2 que mandó el partido a la prórroga.

Enrabietados

Con la impotencia de no poder anotar ante un equipo a priori inferior, las dos principales estrellas del cuadro parisino, Kylian Mbappé Neymar Jr, empezaron a crisparse. En el 119' el francés protagonizó el primero de los dos lamentables incidentes de la noche. Realizó una dura entrada con los tacos por delante que impactó en la tibia de Da Silva. El colegiado, evidentemente, lo expulsó.

La final se marchó a la tanda de penaltis. Ambos equipos convirtieron sus cinco primeros intentos, y el fallo de Nkunku dio la Copa al Rennes. En la entrega de premios, cuando los futbolistas del PSG subieron las escaleras para recibir su medalla de consolación, Neymar golpeó a un espectador que, de acuerdo con su versión, no paraba de insultarle.

Con los ánimos más calmados, el futbolista brasileño y su entorno pidieron disculpas aunque intentaron justificar la agresión del 10Ney reconoció que no tuvo la actitud adecuada pero que no tiene "la sangre de una cucaracha".

Hiciera lo que hiciera, dijera lo que dijera el espectador, no hay justificación posible para una agresión de este calado. Por triste que sea, Neymar ya hace tiempo que debería estar acostumbrado a estas provocaciones. Y si esta vez picó, probablemente fue porque, como Mbappé, está desquiciado por la pobre temporada del PSG.

 

Hoy destacamos