Culemaníacos

Suárez, desconectado en Anfield / EFE

Suárez, desconectado en Anfield / EFE

Anfield recibe a Luis Suárez con otro baño futbolístico

Una nueva noche para olvidar del 'Pistolero' en un campo que un día fue el suyo

03.11.2021 22:53h Actualizado: 03.11.2021 22:59 h.

2 min

Nunca caminarás solo. Así canta el público de Anfield cuando su equipo está a punto de saltar al terreno de juego. En noches como hoy dejan claro que proclaman el mensaje al pie de la letra. Luis Suárez lo vivió en sus carnes cuando vestía los colores del Liverpool y en sus dos visitas como visitante también lo ha sufrido. Un campo que le adora por su pasado, pero que le azota en el presente. Una hora de agonía hasta que el Cholo decidió reservar al killer colchonero con vistas al siguiente partido. 

El Atlético no pudo conectar con Luis en ningún momento del partido. Ni hasta el 1-0, donde se vio a un Pupas valiente y con ganas de jugar en campo rival. Hasta el minuto 15, tiempo que tardó Diogo Jota en abrir la herida. Mané hizo el 2-0 solo 5' después, mientras que Felipe decidió ponérselo fácil al árbitro para expulsarle antes del descanso. De rebote, el ariete vio una amarilla. Con 10 ya fue una utopía.

Un escenario poco propicio para Suárez, que a partir de entonces vivió demasiado lejos de la portería rival. En la segunda parte, el ex del Barça anotó el 2-1, aunque un fuera de juego previo le dejó sin premio justo antes de ser cambiado. 

Con el recuerdo del Barça en la cabeza

Seguro que Suárez se ha acordado en más de una ocasión del famoso Liverpool-Barça de Champions. El partido no tenía la misma importancia que el de entonces, pero la sensación de inferioridad de su equipo fue similar. 

Origi y los jugadores del Liverpool celebran su cuarto gol al Barça en las semifinales de la Champions de 2019 / EFE

Origi y los jugadores del Liverpool celebran su cuarto gol al Barça en las semifinales de la Champions de 2019 / EFE

El Liverpool arrasó al Atleti como lo hizo aquella trágica noche de mayo y el Pistolero se fue de vacío de nuevo. Diogo Jota hizo de Origi y Mané de Mané, que estuvo soberbio. La única diferencia, las ocasiones materializadas. Los locales podrían haber conseguido un resultado más abultado si hubieran estado más acertados de cara a puerta.

Un ídolo en Liverpool

Luis Suárez dejó huella en Inglaterra. Vistió los colores reds durante 110 partidos antes de dar el salto al club de su vida. En ellos, marcó 69 goles. No solo los números hicieron que el charrúa calara hondo entre los aficionados. La sensación de participar en la recuperación del Liverpool, que llevaba años sin rumbo, fue primordial para ser recibido con honores cada vez que vuelve. 

Suárez fue ovacionado en Anfield / EFE

Suárez fue ovacionado en Anfield / EFE

Hay pocas veces que las palabras digan más que los hechos, pero si habla Gerrard es una de ellas. La leyenda del Pool siempre ha manifestado que es el "mejor atacante" con el que ha jugado en toda su carrera.

Henderson, capitán actual del equipo de Klopp, recalcó en la previa que había que tener cuidado con él porque "es un gran delantero". Reconoció que se llevaban "muy bien" y eso le permitió "aprender mucho" del ariete. Pidió una ovación para el internacional uruguayo y así fue. 

Más de 6 años fuera sin marcar de jugada

El uruguayo rompió su mala racha fuera de casa en el último partido como visitante del Atleti. En el minuto 97 el árbitro señaló penalti con 1-1 en el marcador. El delantero asumió la responsabilidad y le dio la vuelta al choque con un panenka muy poco vistoso. Un gol que se le resiste de jugada desde hace más de un lustro. Fue en Roma, en 2015 y vestía la camiseta del Barça

Luis Suárez lamenta una ocasión con el Barça / EFE

Luis Suárez lamenta una ocasión con el Barça / EFE

Sí que lo hizo en la dolorosa derrota del Barça en Lisboa, donde cayó 2-8 ante el Bayern. Pero, al ser un partido en campo neutral, no contabiliza como visitante en las estadísticas. 

 

 
Hoy destacamos