Culemaníacos

Ansu Fati en un entrenamiento con la selección española sub-21 / EFE

Ansu Fati en un entrenamiento con la selección española sub-21 / EFE

Ansu Fati suma otro récord en su debut con la selección sub-21

El delantero azulgrana entró al terreno de juego a diez minutos para que concluyera el encuentro

Pau Beya Acero @pbeya96

15.10.2019 20:46h

2 min

Victoria sencilla y sin apelativos de la selección española sub-21 en Montenegro (0-2). La Rojita impuso su dominio desde el primer minuto y a base de paciencia y temple logró superar a uno de los rivales más complicados de su grupo de clasificación para la Eurocopa. La posesión y el rigor táctico fueron las mejores armas de los de Luis de la Fuente.

Después de mucho insistir, los visitantes abrieron la lata con un cabezazo de Aitor Buñuel tras un buen centro de Pol Lozano (34'). Ya en la segunda mitad, Cucurella sentenció el encuentro al rematar a placer un pase atrás de Gonzalo Villar (62'). La sub-21 sellaba de esta forma su tercera victoria en sendos encuentros con un balance de cinco goles a favor y ninguno en contra.

Histórico

Uno de los grandes alicientes del partido era ver el debut de Ansu Fati con la Rojita. No había entrado en la convocatoria inicial de Luis de la Fuente porque los papeles de su nacionalización aún no estaban en regla, pero la semana pasada la FIFA dio el 'OK' a la Federación y, tras la lesión de Carles Pérez, el delantero del FC Barcelona entró en la lista para el partido frente a Montenegro.

Ferran Torres en acción contra Montenegro sub 21 / EFE

Ferran Torres en acción contra Montenegro sub 21 / EFE

Su estreno con la Rojita se demoró hasta el minuto 80. Entró sustituyendo a otro futbolista criado en La MasiaMarc Cucurella. Al pisar el terreno de juego, el jugador nacido en Guinea Bisau se convirtió en el segundo debutante más joven en la historia de la sub-21 tras Bojan KrkicAnsu se estrenó con 16 años y 11 meses. El de Linyola lo había hecho con 16 años y 9 meses.

Esos 10 minutos que le dio De la Fuente le bastaron para brillar con luz propia. Desbordó al lateral contrario en diversas ocasiones y fue el español más activo en la recta final del encuentro. El debut podría haber sido redondo si el guardameta montenegrino, Djukic, no hubiera desbaratado su disparo cruzado en la última jugada del partido. Ansu Fati volvió a impresionar.

Made in La Masia

El delantero coincidió en el verde con el otro azulgrana de la convocatoria, Jorge Cuenca, central del FC Barcelona B. El zaguero completó un muy buen encuentro y se mostró certero y seguro cuando Montenegro se acercó a la portería de Dani Martín. El madrileño compartió eje de la defensa con otro jugador formado en La Masia, Eric García, ahora en el Manchester City.

Los jugadores de la sub-21 celebran el gol de Aitor Buñuel / EFE

Los jugadores de la sub-21 celebran el gol de Aitor Buñuel / EFE

Otros dos futbolistas formados en las categorías inferiores del conjunto azulgrana formaron parte del once: Dani Olmo Marc Cucurella. El primero, ahora en el Dinamo de Zagreb, llevó la batuta del juego ofensivo del combinado nacional. El del Getafe, por su parte, ofreció verticalidad y criterio en la banda izquierda del ataque. Su buena actuación se vio recompensada con el segundo gol de la Rojita.

La victoria de la sub-21 en Montenegro tuvo impreso el sello de La Masia. Cuenca García dieron seguridad defensiva, Cucurella sentenció el encuentro tras trabajar ofensiva y defensivamente, Dani Olmo puso el criterio y Ansu Fati, el espectáculo y la historia.

 

Hoy destacamos