Culemaníacos

Ansu Fati, jugando con las categorías inferiores del Barça | FCB

Ansu Fati, jugando con las categorías inferiores del Barça | FCB

Ansu Fati ya pasó un año lesionado de cadete

El delantero de Guinea-Bisáu sufrió una rotura de tibia y peroné en 2015 que le dejó diez meses fuera de los terrenos de juego

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

10.11.2020 16:18h Actualizado: 01.12.2020 18:58 h.

2 min

La lesión de Ansu Fati es sin duda la peor noticia del inicio de temporada del FC Barcelona. El joven delantero, con 18 años recién cumplidos, sufrió una dura entrada del defensa del Betis, Aissa Mandi, que le provocó una rotura del menisco interno de la rodilla izquierda.

Este lunes fue operado por el cirujano Ramón Cugat, y se confirmaron los peores presagios: deberá estar lejos de los terrenos de juegos un mínimo de cuatro meses. Por tanto, Ronald Koeman no podrá contar hasta el mes de febrero con el futbolista más eficaz de cara a portería en este inicio de curso.

Ansu Fati, lesionado contra el Real Betis / EFE

Ansu Fati, lesionado contra el Real Betis / EFE

El técnico holandés se quedará sin su máximo goleador, y un jugador que había sorprendido a todo el cuerpo técnico por su madurez y su valentía pese a ser todavía un adolescente. Por suerte, las posiciones ofensivas son las que el Barça tiene mejor cubiertas. La lesión del joven extremo les abrirá las puertas a jugadores como Trincao, Coutinho o Dembelé, para acabar de demostrar que pueden ser determinantes en el esquema blaugrana.

No es la primera lesión grave de Ansu Fati

En el FC Barcelona quieren que Ansu Fati se tome su recuperación con calma y paciencia. Su cuerpo está todavía desarrollándose, y no desean que este problema físico le provoque futuras recaídas. Su baja, de momento, no tiene por qué ser una hecatombe. El equipo tiene soluciones para sobrevivir sin él.

Y es que el de Guinea-Bisáu no es un jugador asiduo a sufrir grandes lesiones. Desde que llegó al primer equipo, se ha perdido apenas cinco partidos por problemas físicos. Sin embargo, sí es cierto que no es la primera lesión de gravedad que sufre en su todavía corta carrera.

En su etapa de infantil del Barça, con solo 15 años, ya sufrió una dura lesión. Un año para olvidar de Ansu Fati, que además esa misma temporada fue castigado por la FIFA sin poder disputar ningún encuentro. El 12 de diciembre de 2015, Ansu se enfrentó con el Infantil A al Espanyol, en un miniderbi en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

 

No obstante, no duró ni 30 minutos en el terreno de juego. En la primera mitad, cogió un balón en el centro del campo y puso la directa hacia portería con su rapidez y calidad habituales. Sin embargo, su acción quedó rápidamente interrumpida por una dura entrada de un jugador perico. Sus gestos de dolor y gritos anticiparon unos malos presagios que se confirmaron horas después en el hospital: tenía rotas la tibia y el peroné de su pierna derecha. No pasó por el quirófano, pero estuvo prácticamente un año entero recuperándose.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dar las gracias a todos por los mensajes de animo. Ahora a recuperar y volver con mas fuerza!💪🏾

Una publicación compartida de Ansu Fati (@ansufati) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

❤❤️️👏🏿👏🏿

Una publicación compartida de Ansu Fati (@ansufati) el

Una lesión que podría haber acabado con su carrera, como le ha pasado a muchos jugadores en formación, pero que en cambio le sirvió para ser un jugador más fuerte y con mayor determinación. Tres años después, es ya un fijo en el primer equipo del Barça y de la selección española. El ejemplo de que Ansu volverá más fuerte de la actual lesión.

 
Hoy destacamos