Culemaníacos

Una foto de los jugadores de Argentina celebrando el gol de Lautaro Martínez / EFE

Una foto de los jugadores de Argentina celebrando el gol de Lautaro Martínez / EFE

Argentina gana pero sufre de más para vencer a Catar

Un gol de Lautaro y otro del Kun dan la clasificación a cuartos de final a la albiceleste de Messi que se verá las caras ante Venezuela

Claudia Granja @c_granjafranch

23.06.2019 23:02h

2 min

Argentina estará en cuartos de final de la Copa América. Una clasificación que se le exigía por historia y plantilla, pero que se le complicó tras perder ante Colombia y empatar ante Paraguay. Los cafeteros también cumplieron para no aguar la fiesta y los argentinos hicieron su parte ante Catar (2-0). Una selección menor a la que dominaron completamente, pero que tuvo sus chances claras para poner al conjunto de Lionel Scaloni contra las cuerdas.

Messi lo intentó de todas las formas, pero el acierto lo tuvo Lautaro, siempre preparado, y el Kun Agüero en los últimos minutos de partido. Un gol que se le resistió durante 80 minutos al delantero del Manchester City y que alargó de más la agonía de Argentina por no cerrar el marcador. 

Guión claro

Argentina dominaba con la voluntad clara de ganar. No valía nada más que la victoria y aun así tuvieron que mirar de reojo el encuentro entre Colombia y Paraguay. Decididos a estar en los cuartos de final de una Copa que se complicó inesperadamente, apareció Lautaro Martínez en los primeros compases de partido.

Apareció el delantero para batir a Saad Al Sheeb tras un error defensivo que no perdonó el argentino. La albiceleste se asentó en el encuentro, consciente de la ventaja en el marcador, pero Catar no se vino abajo. Los hombres de Scaloni dominaban y tocaban bajo la supervisión de Messi, que apareció por todas partes, pero con muy poco pusieron en aprietos a una Argentina que mantiene las dudas en defensa que ha arrastrado todo el campeonato. 

Armani tuvo que volver a salir al rescate en varias ocasiones. La banda izquierda fue una pesadilla fue la mina de oro de Catar a la contra. En el control que impuso la selección sudamerican tampoco tuvo el día el Kun que pudo poner el 0-2 y el 0-3 en el marcador, pero le faltó acierto a un delantero que necesitaba un gol como agua de mayo.

La última de la primera parte la tuvo Catar en una falta que desvió el poste después de que el balón se colara entre la barrera. Un 1-0 de ventaja, mientras Colombia también vencía a Paraguay, pero que no aseguraba la clasificación.

Jugando con fuego

Se reanudó el juego, y Argentina mantuvo el guión. Dominó y fue superior, pero fue también incapaz de transformar las ocasiones claras y anotar un segundo tanto que diera la calma definitiva. Mientras Colombia no daba opciones a Paraguay, Messi aparecía constantemente, pero mucho más discreto que en otros torneos. Asistente por la derecha, por la izquierda y en solitario en vertical. Ninguno de sus compañeros fue capaz de convertir un pase en gol y ni tan siquiera pudo transformar el propio capitán. 

Una foto de Leo Messi durante el partido ante Catar / EFE

Una foto de Leo Messi durante el partido ante Catar / EFE

El asedio argentino fue total. En toda la segunda parte los catarís tan solo tuvieron una oportunidad clara. De nuevo, otro regalo de una Argentina que tiene mucho trabajo por hacer si espera llegar a la final de esta Copa. Juan Foyth volvió a arriesgar y regaló el esférico a Afif que erró el disparo. 

Clasificados

Alertas muy intermitentes que pusieron en jaque --tímidamente-- la clasificación de Argentina. Y por fin, cuando más lo necesitaba la albiceleste, el Kun acertó. A la enésima, pero logró batir al cancerbero catarí tras una carrera espectacular que definió al palo largo. Argentino selló su pase a cuartos donde le espera Venezuela el próximo viernes.  

Argentina está clasificada. Se dejó todo en la cancha, pero deberá mejorar muchos aspectos tácticos si pretende avanzar en este Copa. La defensa tiene muchas dudas, y de cara a gol no siempre puede aparecer el 10. Messi cierra la fase de grupos con tan solo un gol. Un cifras muy discretas para un jugador de su talla que necesita más de sus compañeros, especialmente en la zaga. 

 

Hoy destacamos