Culemaníacos

Los jugadores de Valencia y Barça escuchando el himno / EFE

Los jugadores de Valencia y Barça escuchando el himno / EFE

Así fueron los pitos al himno de España

Aficionados culés y valencianistas convirtieron el momento del himno en un pulso

Oriol Quintana

26.05.2019 10:46h

2 min

Como es habitual en los últimos años, el Barça llegaba a una final de Copa del Rey y con la afición culé. Esta vez tampoco se escapó del debate los pitos al himno español por parte de la afición blaugrana que es partidaria de la independencia de Catalunya. Algo que intentaron acallar los medios y la afición valencianista.

Los blaugranas eran minoría en el estadio y aún así consiguieron que en directo el himno pasara desapercibido. En TVE se intentó evitar como fuera que se oyese la bronca de gran parte de los culés. A eso se le tenía que sumar los “lo lo lo..” de la afición valencianista intentando corear el himno.

Cuando terminó el esperado himno, la parte che empezó a cantar el “Que viva España” de Manolo Escobar mientras que los blaugranas gritaban a favor de la independencia mostrando esteladas y banderas catalanas. No todos los culés están de acuerdo en convertirlo todo en un debate político, hubo discrepancias en la grada blaugrana.

Discrepancias entre los culés

Según ha podido saber en Culemanía, hubo momentos de tensión entre aficionados blaugranas en el momento de los pitos. El Barça es un club global y tiene aficionados fuera de Catalunya. Cuando unos pitaban el himno con esteladas en la mano otros seguían con el “lo lo lo”.

Tanto la afición valencianista como los no independentistas culés estaban preparados para el minuto 17:14, momento en que la afición azulgrana canta a favor de la independencia y de los políticos presos. Entonaron un “Que viva España” ya preparado que se sumó a los silbidos de los catalanes.

Nueva polémica previa al partido

Antes de entrar en el estadio, y como es habitual, los aficionados pasaron el control de seguridad ante la Policía Nacional. No hubo problemas destacables excepto el de una aficionada, Silvia Guerrero, a quien le obligaron a quitarse la camiseta de “libertad presos polítics” y entró en sujetador al estadio.

“Yo he ido a todos los sitios con esta camiseta y vengo aquí -a la final- y no me dejan entrar”, decía la aficionada blaugrana después de pasar el control de seguridad. No hay final que no genere polémica con los silbidos al Rey y al himno español. Esta no podía ser menos.

 

Hoy destacamos