Culemaníacos

Una pancarta de algunos de los aficionados del Manchester United desplazados hasta Barcelona / TWITTER

Una pancarta de algunos de los aficionados del Manchester United desplazados hasta Barcelona / TWITTER

Así la lían los hinchas del Manchester United en Barcelona

Más de 4.500 aficionados de los 'red devils' se desplazaron hasta Barcelona

Redacción Culemanía

16.04.2019 20:47h

2 min

Se está volviendo tradición que los aficionados de los equipos europeos que deben visitar el Camp Nou creen alboroto en Barcelona. Primero fueron los seguidores más radicales del Olympique de Lyon, que en su desplazamiento a la ciudad catalana dejaron la plaça Artós llena de basura, orinaron en la calle y entonaron cánticos en contra del Barça y los Mossos d'Esquadra.

Casi un mes después han sido los hinchas del Manchester United los protagonistas en las calles de la capital de Catalunya. Unos 4.500 seguidores de los red devils se desplazaron hasta Barcelona y una gran parte de ellos se citaron en la plaça Reial en las horas previas al encuentro que se disputará esta noche en el Camp Nou.

Por el momento no se han producido incidentes violentos, pero sí que ha habido mucha cerveza y mucho ruido. Los aficionados ingleses realizaron multitud de cánticos alabando a Ole Gunnar Solskjaer y a la nueva sensación, Scott McTominay, juguetearon con un balón de fútbol e incluso molestaron a un reportero de LaSexta cuando se disponía a conectar en directo.

También en el metro

A cierta hora de la tarde llegó el momento de partir hacia el Camp Nou. Se acercaron hasta el feudo azulgrana en metro y allí, con una euforia provocada en gran parte por el alcohol, también cantaron, llegando a molestar a todas esas personas ajenas al encuentro que se encontraban en el metro.

Siguieron las alabanzas a Solskjaer pero llegó un nuevo ídolo a su repertorio: Cristiano Ronaldo. El portugués vistió la camiseta del Manchester United entre 2003 y 2009 y tras su etapa en el Real Madrid no es de grato recuerdo para la afición azulgrana.

Molestaron, bebieron y en algunos momentos no fueron para nada un ejemplo de comportamiento. Pero comparado con los ultras del Olympique de Lyon, la afición del Manchester United fue una bendición para la ciudad de Barcelona. Eso sí, a algunos de ellos les costará enterarse de lo que sucede en el terreno de juego.

 

Hoy destacamos