Culemaníacos

La Grada d'Animació muestra sus insignias independentistas/ EFE.

La Grada d'Animació muestra sus insignias independentistas/ EFE.

Más banderas de España en un Camp Nou con menos independentistas

Silbidos y abucheos contra el juego del equipo, en un estadio en el que se vieron más banderas españolas de lo habitual

Diana Velasco Silgado @missVel11

06.11.2019 12:04h Actualizado: 06.11.2019 17:53 h.

2 min

Empate a nada entre el Barcelona y el Slavia de Praga en el Camp Nou, en un duelo que resultó ser más complicado de lo esperado. Los de Valverde no fueron capaces de superar a un rival que, a primera vista, se antojaba como el más asequible del grupo, y terminaron el encuentro europeo entre abucheos de la grada. Los jugadores estuvieron espesos, lentos, sin ideas. Y aún gracias que el Slavia no logró superar a Ter Stegen y se evitó, así, un nuevo ridículo de los azulgranas.

Los silbidos en contra del fútbol que últimamente practica el equipo se escucharon una vez el colegiado señaló el término del choque, aunque fueron apagados de inmediato cuando puso a sonar el himno para indicar el final de la cita. No obstante, el público allí presente se percató de lo que estaba ocurriendo y muchos de ellos sacaron pañuelos para mostrar su descontento con un Barcelona que prometía ganarlo todo.

Noche europea en un Camp Nou desangelado

Además de todo esto, cabe destacar la poca afluencia de espectadores que se vivió en la noche del martes, con un amplio protagonismo de los seguidores contrarios. Apenas 67.000 aficionados se desplazaron hasta el Camp Nou, la segunda entrada más floja de la presente campaña, y los que no fueron hasta allí, sin duda se evitaron pasar el bochorno.

Banderas españolas en el Camp Nou, para el Barça-Slavia/ Culemanía.
Banderas españolas en el Camp Nou, para el Barça-Slavia/ Culemanía.

La hora del encuentro tampoco acompañaba en absoluto. Mucha gente apenas había finalizado su jornada laboral o regresaban a casa tras sus obligaciones diarias, por lo que el estadio se vio bastante desolado, con gran cantidad de asientos vacíos. Sólo faltó el mal partido por parte del conjunto de Valverde para terminar de vaciar, casi por completo, las gradas de aficionados culés.

Protestas entre los asistentes

Unas gradas, que por otra parte, se preveían repletas de banderas independentistas, como consecuencia de la visita de la Familia Real en la Ciudad Condal, aparte de por todo lo que se está viviendo en Catalunya desde la resolución del procés. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, las esteladas apenas tuvieron protagonismo entre los allí presentes. Únicamente la Grada d’Animació sostuvo su costumbre de mostrar dichas banderas a lo largo del encuentro, mientras, en el resto del estadio, se podían ver también diversas banderas españolas. Algunas de ellas, incluso, con el escudo del Barcelona plasmado en el centro.

No fue una noche para reivindicaciones políticas ni mucho menos, pero si lo fue para activar las protestas ante la mala imagen que en los últimos tiempo, se está empeñando en dar el equipo azulgrana.  A los seguidores culés se les está terminando la paciencia por completo, y los silbidos en la noche del martes contra sus propios jugadores, son la muestra más evidente de que hay cambiar algo de manera inmediata.

 

 
Hoy destacamos