Culemaníacos

Nikola Mirotic en el duelo frenta al Valencia Basket / EFE

Nikola Mirotic en el duelo frenta al Valencia Basket / EFE

El Barça de los 40 millones ya impone su ley: a la final de la Supercopa

El conjunto azulgrana superó al Valencia (71-65) en semifinales

Pau Beya Acero @pbeya96

21.09.2019 20:25h Actualizado: 21.09.2019 20:28 h.

2 min

El nuevo Barça ya está en marcha. Tras ganar la Lliga Catalana, el renovado conjunto azulgrana afronta este fin de semana su primer examen de altura: la Supercopa ACB. Un torneo ideal para que el equipo se siga acoplando, para que los mundialistas entren en la rueda y, por qué no, para ganar el primer título de la nueva era.

La entidad catalana ha hecho una apuesta muy fuerte por el baloncesto, fichando prácticamente a un titular para cada posición: Delaney en el base, Higgins en el escolta, Abrines de alero, Mirotic en la posición de Davies en el pívot. Un presupuesto de 40 millones para un cuadro que, este año sí, nombre por nombre, tiene la mejor plantilla de Europa.

En las semifinales frente al Valencia estuvieron todos excepto Abrines, fuera por decisión técnica. Todos ellos exhibieron sus primeros detalles de calidad y lideraron al equipo en la victoria contra el conjunto taronja (71-65), con menos caras nuevas y, por lo tanto, más fusionado. Pese al cúmulo de estrellas de la que disfruta el equipo de Pesic, el partido se empezó a ganar en la defensa y de forma coral.

Complicado

El cuadro dirigido por Jaume Ponsarnau no se lo puso nada fácil al FC Barcelona. De hecho, empezaron mejor que los azulgranas. En la primera mitad impusieron el ritmo que más les convenía: posesiones muy largas, defensas muy duras y muy pocas pérdidas. Mirotic, muy abucheado en el WiZink Center, su antigua casa, Claver Higgins brillaron por parte catalana. Motum fue el mejor taronja. El primer cuarto acabó en tablas: 15-15.

Ante Tomic y Bojan Dubljevic en las semifinales de la Supercopa / EFE

Ante Tomic y Bojan Dubljevic en las semifinales de la Supercopa / EFE

El segundo parcial lo volvió a empezar mejor Valencia. Los de Pesic seguían sin encontrar el acierto, ni exterior ni interior: solo pudieron anotar cuatro puntos, todos ellos de Brandon Davies, en los primeros seis minutos. El conjunto valenciano logró su máxima ventaja del encuentro, siete arriba (19-26).

En el tramo final de la primera mitad los azulgranas reaccionaron tímidamente y se acercaron en el marcador. De la mano de Kuric, Higgins Mirotic, el Barça se entonó. Defensivamente seguía sufriendo mucho y entre la aportación de Tobey Motum el Valencia se fue al descanso con ventaja en el marcador (29-32).

Doble reacción y victoria

Tras la reanudación, como no podía ser de otra manera, el FC Barcelona reaccionó de la mano de Claver Mirotic. Una defensa excelsa y el acierto en el triple dieron al equipo azulgrana una ventaja máxima de ocho puntos. Cuando parecía que los catalanes podían poner tierra de por medio, el Valencia reaccionó de la mano de Marinkovic.

Higgins anota tras penetrar a canasta / EFE

Higgins anota tras penetrar a canasta / EFE

El serbio, recién llegado, fue la gran estrella del cuadro taronja. Puso a los de Pesic contra las cuerdas, llevando a su equipo a estar cuatro puntos por encima a mediados del último cuarto (56-60). Ahí el Barça volvió a reaccionar. Funcionaron todos: Pangos con un triple y una penetración, Higgins se puso el equipo a la espalda, Mirotic trabajó como el que más y Davies también aportó.

Finalmente, 71-65 en el marcador y el FC Barcelona a la final de la Supercopa ACB. Allí espera a Fuenlabrada Real Madrid.

 
Hoy destacamos