Culemaníacos

Una foto de Ansu Fati celebrando su gol ante el Valencia / FCB

Una foto de Ansu Fati celebrando su gol ante el Valencia / FCB

El Barça activa la segunda renovación de Ansu Fati en un año

El club catalán ya estudia la oferta que presentará al jugador para que quede vinculado a la entidad con una cláusula prohibitiva

Claudia Granja @c_granjafranch

14.10.2019 14:28h Actualizado: 14.10.2019 14:29 h.

1 min

Apenas han pasado cuatro meses desde que la junta directiva del FC Barcelona y Ansu Fati posaran en una foto de importancia histórica --visto el potencial del futbolista-- que aseguraba la continuidad del delantero en la capital catalana. El ya ariete español renovó con la entidad catalana hasta 2022 después de meses de negociación y pese a que su padre rompiera el primer acuerdo verbal que se cerró antes de que acabara la temporada. 

Fue el 24 de julio. Contrato hasta 2022 con opción a dos temporadas más y una cláusula de rescisión 100 millones de euros, la misma cifra que otra de las prioridades del club, Ilaix Moriba, u que también ostentan jugadores del B como Riqui Puig o Abel Ruiz. Un montante que desde el club consideran insuficiente para un jugador que estará, lo que queda de temporada, en dinámica del primer equipo. 

Valverde cuenta con él y ante este escenario y una irrupción inesperada, el club considera que se debe mejorar la ficha del jugador, pero sobre todo protegerle de los clubs estado y de tentativas económicas de entidades con mayor músculo financiero. Ansu es una apuesta del club catalán y el objetivo principal es evitar que acabe vistiendo otra camiseta. 

Aumento considerable

100 millones por un juvenil es una cifra impensable para muchos, pero no por un delantero que ya brilla con luz propia en el fútbol de primer nivel. Son las cifras que se manejan en el mercado actualmente y el Barça subirá el precio hasta donde le permita la ley. 

Ansu Fati frente a Garay / EFE

Ansu Fati frente a Garay / EFE

Será, una vez se oficialice, la segunda renovación en apenas un año. Un plan inesperado, pero que obliga al club azulgrana a actuar dados los acontecimientos. De nuevo, la familia llevara a cabo las negociaciones aunque esta vez será el hermano de Leo Messi quien se siente como representante del jugador ante el club para defender sus intereses. 

Una presencia que, vista la influencia y la protección de Messi en el jugador, augura un final feliz para ambas partes. No hay extremada prisa para la renovación, pero es una cuestión prioritaria. Valverde ya ha dado el visto bueno a que forme parte del primer equipo. 

 
Hoy destacamos