Culemaníacos

Ben Ali, en un partido del Barça en la Champions / EFE

Ben Ali, en un partido del Barça en la Champions / EFE

El Barça de balonmano hace el ridículo: alineación indebida contra el Torrelavega

El club azulgrana pide perdón y asume que perderá el partido por jugar con Ben Ali

Lluís Regàs @LluisRegas

02.12.2021 10:32h

1 min

El Barça de balonmano ha pasado de la excelencia al ridículo. De ganar los seis títulos posibles y los 61 partidos que disputó la pasada temporada a sumar ya cuatro derrotas. La errática renovación que diseñó Enric Masip, adjunto a la presidencia, ha vivido su capítulo más esperpético con la alineación indebida de Yousseb Ben Ali en el Barça-Torrelavega que terminó con victoria azulgrana por 41-28. 

El partido entre el Barça y el Torrelavega, de la sexta jornada, debió jugarse el pasado 10 de octubre pero fue aplazado. Un mes y nueve días más tarde, el club azulgrana fichó a Ben Ali para paliar la lesión de Luis Frade. Por dicho motivo, no podía participar en el duelo contra el equipo cántabro. La alineación indebida puede acarrearle la pérdida del encuentro. En el Barça ya lo tienen asumido.

El director deportivo del Barça de balonmano, Xavi O'Callaghan, lamentó el error:  "Queríamos pedir disculpas por un error humano. No es habitual que en un club como este ocurra, pero lamentablemente ha pasado y no nos queda más que pedir disculpas al socio, a la ASOBAL y al equipo contrario".

Xavi Pascual y Barrufet

O'Callaghan, dolido, añadió: "En ningún caso, la intención ha sido manipular un resultado deportivo. Cuando te equivocas tienes que aceptar las consecuencias de este error y, por tanto, aceptaremos las consecuencias deportivas de este error, involuntario, pero que nos ha puesto en esta situación que no querríamos que pasase nunca".

El Barça completó la temporada perfecta con Xavi Pascual como entrenador y con el mítico David Barrufet como responsable de la sección de balonmano. La victoria electoral de Laporta tuvo consecuencias devastadoras para la sección. Masip asumió el mando y se lo cargó todo, y el nuevo entrenador, Antonio Carlos Ortega, ha heredado una plantilla mucho más frágil que va de mal en peor.

 
Hoy destacamos