Culemaníacos

Brandon Davies, en una acción ante el Alba de Berlín | FCB

Brandon Davies, en una acción ante el Alba de Berlín | FCB

El Barça coge velocidad de crucero en Europa: octava victoria consecutiva

El conjunto azulgrana volvió a sufrir más de lo normal para conseguir un triunfo que les acerca al objetivo de tener el factor cancha a favor en las eliminatorias

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

04.03.2020 22:03h Actualizado: 04.03.2020 22:06 h.

2 min

El Barça ha cogido ya velocidad de crucero en Europa: octava victoria consecutiva en Euroliga, que les acerca todavía más al objetivo de tener el factor cancha a favor en las eliminatorias. Un triunfo más sufrido de lo esperado (80-84) ante un Alba de Berlín que lo intentó hasta el final, pero no pudo superar a un eficaz conjunto azulgrana en los últimos instantes. 

Victoria de un Barça irregular

Pidió Stevislav Pesic a su equipo, en la previa del choque ante el Alba de Berlín, "tener menos altibajos". Y es que, pese a que el Barça llegó a la capital alemana en buena forma y con una racha inmejorable en Euroliga, sí es cierto que la mayoría de estos triunfos llegaron en las últimas acciones, y tras desperdiciar la ventaja conseguida en los primeros minutos. 

Sin embargo, el técnico culé no logró su objetivo. El conjunto azulgrana volvió a mostrarse irregular, sobre todo en una primera mitad donde fue capaz de lo mejor y de lo peor. El Barça entró bien al encuentro, y se fue hasta los 27 puntos anotados en el primer periodo y nueve de ventaja. No obstante, de nuevo, lanzó por la borda todo este trabajo en un segundo cuarto horroroso, donde solo metió 11 y se marchó al descanso ocho puntos abajo. 

Mirotic, en una acción ante el Alba de Berlín | FCB

Mirotic, en una acción ante el Alba de Berlín | FCB

Esta confusión continuó tras la salida de los vestuarios, ante un equipo alemán muy acertado desde el perímetro. Pero, si algo le sobra al Barça esta temporada, es calidad. Una calidad que permite a los hombre de Pesic remontar encuentros en pocas acciones. Una calidad que les hace imprevisibles, y que hace que los rivales no puedan confiarse en ningún momento. Una calidad que volvió a aparecer al final del tercer cuarto, y permitió al Barça dar la vuelta al marcador y recuperar su ventaja. 

Y esta vez, los culés sí fueron capaces de mantenerse por delante en el electrónico hasta el último segundo. En los momentos decisivos, el Barça impuso su eficacia en los dos lados de la cancha, y aunque el equipo de García Reneses lo intentó hasta el final, el conjunto azulgrana impuso su superioridad y se llevó un triunfo valioso de Berlín. Victoria coral del Barça, que tuvo a Abrines, Mirotic y Delaney como los jugadores más destacados.

Octava victoria consecutiva de los culés en Europa, ya clasificados para los playoffs, y que les permite acercarse a su objetivo de tener el factor campo a favor en las eliminatorias. Un nuevo triunfo más sufrido de lo normal del club catalán, que ha cogido ya velocidad de crucero en Euroliga. 

 
Hoy destacamos