Culemaníacos

Una foto de archivo de las jugadoras del Barça femenino / INSTAGRAM

Una foto de archivo de las jugadoras del Barça femenino / INSTAGRAM

El Barça femenino remonta el clásico y vuelve a aspirar al título

Las azulgranas dan la vuelta al marcador en el añadido y ponen la liga al rojo vivo tras un partido muy sufrido

Claudia Granja @c_granjafranch

18.11.2018 20:02h

3 min

Golpe en la mesa del Barça femenino para dar un giro en la Liga Iberdrola. El Mini Estadi acogía el clásico femenino entre el Barça y el Atlético de Madrid bajo la lluvia incesante de la Ciudad Condal y con una premisa clara para las chicas de Fran Sánchez; vencer a las colchoneras para recortar distancias en el liderato tras los tropiezos frente al Levante y el Valencia. 

Cuatro puntos de distancia que podrían haber sido siete o uno, pero que afortunadamente se volcaron del lado local tras una remontada que costó sudor y sangre tras el primer tanto del Atlético de Madrid. La rivalidad fue máxima y también la tensión, una tensión que se tradujo en respeto por ambos conjuntos que dejaron la posesión a un lado para golpear a su rival con juego vertical.

El Atlético de Madrid se hizo con el partido en los primeros minutos, y tuvo el primer gol en las botas de Esther que remató a bocajarro a la portería de Sandra Paños, pero que una rapidísima Andrea Pereira, excolchonera, repelió el disparo. Sería la primera ocasión de las madrileñas en la primera parte y casi la última. Ludmila Da Silva también tuvo una ocasión, no tan clara, pero fue un dolor de cabeza para Mapi León durante los 70 minutos que jugó y obligó a la aragonesa a jugársela al corte en varios ocasiones rozando la pena máxima.

El Barça encontró su sitio y cambiaron las tornas. Dominó el encuentro que acabó los primeros 45 minutos con una posesión del 50% para ambos conjuntos. Las azulgranas afinaron en la presión tras perdida y tuvieron presencia en área rival, pero sin fortuna de cara a portería donde Lola Gallardo apenas tuvo que aplicarse.

Dos golpes y cambio de roles

La seguna parte dio continuidad al guión establecido en los últimos minutos de la primera. Dominio del Barça, pero muy poco fútbol en la medular. Vicky Losada, cerebro del Barça, y Messeguer y Falcón para el Atlético, apenas tuvieron balones en condiciones para poder organizar el juego de sus respectivos equipos. Todo se basó en balonazos a la espalda buscando la velocidad de las delanteras atléticas y también la carrera de Martens por la banda izquierda azulgrana. Las chicas de Sánchez apenas dominaron con claridad dada la presión asfixiante de las visitantes. 

Cuando mejor estaba el Barça, pese a no probar a Lola Gallardo, el Atlético golpeó primero en un córner. Kenti Robles cabeceó el centro al palo corto de Sandra Paños y abrió la lata en el minuto 55. Un golpe de efecto que hundió al Barça y a la afición --4.616 espectadores que llevaron en volandas al equipo-- que vio la distancia en la clasificación a siete puntos. 

Efecto suplentes

Fran Sánchez no esperó y tras el gol dio entrada a Alexia Putellas y Aitana Bonmatí que sustituyeron a Vicky Losada y Andressa Alves. Dos entradas que dieron vida y oxígeno al equipo cuando más lo necesitaba. La revelación del primer equipo, y subcampeona del mundo, hizo gala de su calidad tan solo 10 minutos después de ingresar en el verde dejó su sello. 

Un error incomprensible de Lola Gallardo en la salida de balón permitió a Bonmatí poner las tablas en el marcador con un auténtico golazo a portería vacía. De esos que parecen fáciles, pero hay que meterlos y colocarlos como lo hizo ella.

Las azulgranas se vinieron arriba y las colchoneras acusaron el empate. El Barça se sintió cómodo, apenas sufrió en defensa y tras varios disparos lejanos, llegó el empate en el añadido. Un subidón de adrenalina que levantó al Mini de sus asientos y da vida a una liga que se hubiera puesto cuesta arriba en caso de empate o derrota.

Leila Hamraoui asistió a Toni Duggan que remató a placer en el 91 para no dar opciones a las visitantes. Una jugada trenzada entre líneas en las que las colchoneras reclamaron fuera de juego de la ex del Olympique de Lyon --inexistente-- y que pone la liga al rojo vivo.

El Barça sufrió y lo pasó mal, pero supo aguantar un resultado adverso y rehacerse en las pocas ocasiones que tuvo. Efectividad al 100 % y un efecto directo en los cambios del técnico azulgrana. Las blaugranas se mantienen en segundo lugar, pero a tan solo un punto del Atlético. Aún hay liga. 

 

Hoy destacamos