Culemaníacos

Sertac Sanli, protegiendo el balón, durante el Olympiacos-Barça / EFE

Sertac Sanli, protegiendo el balón, durante el Olympiacos-Barça / EFE

El Barça de Jasikevicius cae ante un combativo Olympiacos

Los azulgranas no lograron sobrevivir en el territorio griego

Ángel Álvarez

01.04.2022 22:01h Actualizado: 01.04.2022 22:04 h.

1 min

Noche complicada en territorio griego. El Barça de básket no pudo sobrevivir al feudo del Olympiacos (73-66). Los dirigidos por Sarunas Jasikevicius tuvieron dos tiempos bastante contrastantes, debido a que comenzaron de manera positiva el encuentro, pero a partir del descanso fueron los fallos que los aciertos en el cuadro azulgrana. La única noticia positiva fue la importante aportación de Sertac Sanli (13 puntos), que intentó ayudar a los suyos hasta el final.

Ritmo e intensidad culé

Los primeros tramos del enfrentamiento fueron realmente favorables para el equipo de Jasikevicius. Los culés picaron adelante con mucha rapidez en el marcador, sobre todo por la aportación de Nikola Mirotic y Sertac Sanli. Una seguidilla consecutiva de puntos permitió que la ventaja fuera notable, aunque el conjunto griego recortó un poco esa distancia con dos triples consecutivos (13-19).

Nick Calathes, dirigiendo una acción ofensiva del Barça contra el Olympiacos / FCB

Nick Calathes, dirigiendo una acción ofensiva del Barça contra el Olympiacos / FCB

Durante el segundo cuarto el Olympiacos buscó responder con fuerza. El partido se tornó en uno de mucho ritmo e intensidad, en especial por el intercambio de puntos entre los dos conjuntos. Calathes surgió como una figura importante en ese momento, consiguiendo un épico triple desde una larga distancia antes de llegar al descanso para que el Barça se fuera al descanso con toda la motivación posible.

Tensión hasta el final

A pesar de los puntos obtenidos por Calathes, el equipo rival se creció enormemente en el tercer cuarto. El Olympiacos no paró de insistir en ataque y estuvieron mucho más sólidos en defensa. Esos minutos representaron una enorme complicación para el cuadro azulgrana, que apenas pudo sumar ocho puntos por los constantes fallos La presencia de Sanli fue clave para evitar mayores problemas en el marcador (51-48).

Toda la tensión quedó reservada para el último cuarto. El Barça mejoró en su acierto en los tiros, lo que permitió igualar el encuentro durante varios minutos. Sin embargo, el cuadro griego no perdonó a los culés, aprovechando ese importante aliento de sus aficionados. Finalmente el Olympiacos consiguió extender su ventaja, a tal punto que sellaron la victoria definitiva (73-66) con el liderazgo de Shaquielle McKissic.

 
Hoy destacamos