Culemaníacos

Mirotic con Brizuela EFE

Mirotic con Brizuela EFE

El Barça de Jasikevicius doblega al Unicaja de Brizuela en un partido agónico

Higgins y Calathes lideraron a los culés en el duelo ante los malagueños (103-93)

12.02.2021 23:52h Actualizado: 13.02.2021 00:03 h.

2 min

No hay partido fácil en la Copa del Rey. El FC Barcelona sufrió horrores para imponerse a Unicaja en los cuartos de final de la Copa del Rey (103-93 tras prórroga). El tremendo acierto de los malagueños en el tiro puso a los culés contra las cuerdas, pero los de Jasikevicius reaccionaron a tiempo.

El inicio de encuentro no pudo ser peor para los intereses del Barça, pero los azulgranas no se desesperaron y fueron remontando progresivamente. Brizuela fue la estrella del partido, pero no pudo ganar el partido él solo. Estuvo a punto, pero Higgins, Calathes y compañía lo evitaron.

Inicio demoledor

Unicaja empezó el encuentro con una marcha más, liderado por un inconmensurable Darío Brizuela. Le salió todo al baloncestista vasco. Anotó ocho puntos en los primeros tres minutos y 14 en el cómputo global del primer cuarto. Su descomunal acierto estuvo acompañado por el de sus compañeros, lo que sumado a la pájara inicial del Barça dio a los malagueños una ventaja de 14 puntos tras el primer parcial (15-29).

Brizuela contra Higgins / EFE

Brizuela contra Higgins / EFE

El equipo azulgrana reaccionó en el segundo cuarto de la mano de Oriola Higgins. La lucha y persistencia del leridano y el talento del norteamericano devolvieron al FC Barcelona al encuentro. Los culés se fueron al descanso perdiendo, pero el resultado permitía ser optimista (39-44).

Unicaja salió al tercer cuarto como en el inicio del encuentro. Y Brizuela, completamente desencadenado, también. Fue Calathes quien, con cuatro canastas prácticamente idénticas, sostuvo a los azulgranas en el encuentro. El Barça supo aguantar el ritmo anotador de los malagueños y llegó al último cuarto a cinco de distancia (60-65).

De más a menos

El equipo catalán saltó a pista con una marcha más en el último parcial. Aumentó la agresividad en defensa y el acierto en ataque. El tejido defensivo de los culés ahogó a los malagueños, que perdieron balón tras balón en el arranque del cuarto. El Barça logró un parcial de 19-5 y una ventaja de nueve puntos (79-70).

Brizuela entra ante Pustoviy y Higgins / EFE

Brizuela entra ante Pustoviy y Higgins / EFE

Pero Unicaja reaccionó. De la mano de, quién si no, Darío Brizuela. Del 79-70 se pasó al 79-80. Un triple de Higgins y otro de Mirotic, ambos a pase de Calathes, pusieron contra las cuerdas a los malagueños. Con 87-86, Niko tuvo dos libres para prácticamente cerrar el encuentro, pero falló el primero. En la última jugada del encuentro, Abromaitis mandó el duelo a la prórroga (88-88).

Sublime Higgins

Y en el tiempo extra solo hubo un equipo sobre el parqué. El Barça tenía una marcha más, mientras Unicaja ya había dado lo mejor de sí. Higgins se echó el equipo azulgrana a la espalda en ataque. Y en defensa, los culés lograron anular a Brizuela y, por consiguiente, la producción ofensiva de Unicaja.

El vasco se elevó hasta los 33 puntos, la mejor marca de su carrera, pero de nada sirvieron a su equipo. Sin tiempo para descansar, el FC Barcelona se medirá este viernes a Baskonia por una plaza en la final de la Copa del Rey. Primera prueba superada.

 
Hoy destacamos