Culemaníacos

Ante Tomic en una acción defensiva del Barça Lassa-Anadolu Efes / EFE

Ante Tomic en una acción defensiva del Barça Lassa-Anadolu Efes / EFE

El Barça Lassa pega un golpe sobre la mesa y fuerza el quinto partido en Turquía

Los de Pesic se reponen después de la catastrófica derrota del miércoles y se jugarán el pase a la Final Four en Istanbul

Víctor Malo @VMalo8

26.04.2019 22:50h

2 min

Golpe sobre la mesa en el Palau Blaugrana. El Barça Lassa demostró ser un equipo con capacidad de reacción y vistió ante su gente un atuendo muy distinto al que desesperó el pasado miércoles a la hinchada culé. Con oficio, sabiendo sufrir, los azulgranas se impusieron al Anadolu Efes y forzaron el quinto partido. La serie vuelve a Turquía

Con el Real Madrid clasificado sin dar opciones al rival, con un contundente 3-0 y con el Baskonia eliminado a manos del CSKA, el Barça simboliza la esperanza de volver a tener dos equipos españoles en la Final Four. Para ello, deberá lograr la gesta de triunfar otra vez en el infierno turco. 

A lo largo de la eliminatoria, el Barça ha caído en dos ocasiones contra los turcos, con autoridad, y ha logrado imponerse dos veces con cierto pragmatismo. Ese es el tipo de partido que necesitarán los de Pesic en Istanbul: férreas defensas, pocos puntos y mucha paciencia. Si entramos en el juego anotador, el Efes es mucho más letal. 

De menos a más 

Así lo demostraron, comandados por Shane Larkin en el tercer partido de la serie. Este viernes, en cambio, la defensa blaugrana supo frenar a las individualidades del rival. Pese a un arranque dubitativo, donde ambos conjuntos parecían todavía impregnados de las sensaciones que dejaron en el anterior envite, el Barça se hizo fuerte en el Palau y triunfó (82-72)

No empezaron bien los de Pesic, y el Efes se impuso en el primer cuarto con contundencia (15-22), pero en el segundo cuarto los azulgranas empezaron una tímida reacción para acortar diferencias al descanso (36-38) que se confirmó en la segunda parte. 

Shane Larkin destroza al Barça en el Palau / EFE

Shane Larkin destrozó al Barça en el Palau / EFE

Especialmente bueno fue el tercer cuarto, donde los azulgranas recuperaron la confianza y fueron capaces de olvidar una nefasta racha de triples (2/10) para anotar una serie muy positiva con Kuric, Singleton, Claver y Heurtel en plena efervescencia. Ello dio alas al equipo para cerrar el tercer cuarto con clara superioridad (63-50). 

Kuric, el más decisivo 

El último periodo sirvió para controlar el partido y mantener maniatados a los diablos turcos, siempre peligrosos. Larkin, autor de 13 puntos en la primera mitad, bajó sensiblemente sus prestaciones y terminó con 20 tantos en su casillero. Fue nuevamente el mejor de los suyos. Sin embargo, el Barça frenó muy bien a Micic (4) de forma que tan solo Krunoslav Simon (17) y Moerman (11) acompañaron al base americano. 

El Barça, impregnado de un juego mucho más coral, encontró su mejor referencia en Kuric (19 puntos), poderoso desde fuera y debajo del aro machacando. Le acompañaron los interiores Tomic (13), Singleton (12) y Seraphin (12). 

 

Hoy destacamos