Culemaníacos

Mirotic frente al Alba de Berlín Euroliga

Mirotic frente al Alba de Berlín Euroliga

El Barça negocia una rebaja salarial con Mirotic y Calathes

Joan Laporta espera reducir los números rojos de la sección de baloncesto

Lluís Regàs @LluisRegas

17.11.2021 00:52h Actualizado: 27.11.2021 09:15 h.

2 min

La sección de baloncesto atravesó una dura y larga crisis con Josep Maria Bartomeu como presidente. Solo al final de su mandato encontró la tecla para reflotar una sección que estuvo siete años sin ganar la Liga ACB y que ganó su segunda Euroliga en 2010. Nikola Mirotic, Nick Calathes y Sarunas Jaskievicius lideraron la transformación del Barça, que elevó su presupuesto para competir con los clubes más poderosos de Europa. Ahora busca la fórmula para rebajar sus salarios.

En 2019, Bartomeu dio el gran golpe al fichar a Mirotic. El ala-pívot montenegrino, amigo de Ante Tomic --entonces jugador azulgrana-- quería finiquitar su ciclo en la NBA y se dejó querer por el Barça. Su pasado madridista añadía más morbo a la gran operación del mercado europeo. 

El sueldo más caro

El Barça pagó el gusto y las ganas por Mirotic, que renunció a ofertas muy superiores de Estados Unidos. El ala-pívot cobra, actualmente, cuatro millones de euros netos por temporada. El suyo es el sueldo más elevado de Europa. Con diferencia.

Con Mirotic comenzó la gran revolución en el Barça. En su primera temporada coincidió con Svetislav Pesic como entrenador. Un año después, el club azulgrana contrató a Jasikevicius y a Calathes, a quien le ofreció un contrato de tres años a cambio de cinco millones de euros. Es decir, casi 1,7 millones de euros anuales. Y la temporada 2020-21 acabó bien, con la conquista de una Liga ACB que no ganaba desde 2014. La del famoso triple de Lampe en el Palau. En Europa, el equipo alcanzó la final, pero pedió contra el Andadolu Efes, con el base griego lesionado.

Nick Calathes, defendido por un jugador del Bayern / FCB
Calathes, defendido por un jugador del Bayern / EFE

Los capitanes del fútbol

Laporta, ahora, quiere que el ala-pívot y el base acepten una rebaja salarial como han hecho Sergio Busquets, Gerard Piqué y Jordi Alba, tres de los cuatro capitanes del equipo de fúttbol. Mirotic y Calathes, sin embargo, no están por la labor. Alegan que ya tuvieron un gesto cuando estalló el coronavirus y que renunciaron a mejores ofertas para fichar por el Barça.

El Barça quiere llevar el tema con mucha discreción. Con mucho tacto. En las oficinas del Palau recuerdan que el presupuesto de esta temporada es de 41 millones de euros y el club calcula que las pérdidas superarán los 27 millones de euros. Es un mal endémico de una sección que confía en la construcción del nuevo Palau, con capacidad para 15.000 espectadores, para generar nuevos recursos.

Renovaciones de Higgins y Abrines

Los salarios de los jugadores rondan los 35 millones de euros. En los últimos meses, el Barça prorrogó los contratos de Cory Higgins y Álex Abrines. Más años a cambio de sueldos más reducidos, una fórmula que ya se activó con Mirotic, la gran estrella de un Barcelona que sueña con conquistar otra vez Europa en un momento muy delicado para la entidad. Como en 2003.

El Barça, en cambio, prescindió a finales de la pasada temporada de dos jugadores importantes como Adam Hanga, que acabaría fichando por el Real Madrid, y Víctor Claver, que estuvo mucho tiempo lesionado. Jasikevicius asumió que el club rescindiera ambos contratos, más por motivos económicos que deportivos, sobre todo en el caso del alero húngaro.

 
Hoy destacamos