Culemaníacos

Cory Higgins del Barça defiende a Nenad Dimitrjevic / EFE

Cory Higgins del Barça defiende a Nenad Dimitrjevic / EFE

El Barça pone en su sitio al Joventut de Badalona en el regreso de la ACB

El conjunto azulgrana acabó sufriendo para superar al cuadro de Badalona (96-92)

Pau Beya Acero @pbeya96

17.06.2020 17:38h Actualizado: 19.06.2020 19:38 h.

2 min

Poco a poco, el deporte español va volviendo a la normalidad. Si el pasado jueves se reanudó la Liga de fútbol, este miércoles ha llegado el turno de la ACB. Lo ha hecho con un formato diferente debido a las circunstancias actuales. No habrá ni liga regular ni play off. El campeonato se decidirá en una fase final en Valencia entre los 12 mejor clasificados. Los equipos quedan divididos en dos grupos de seis, y los dos mejores de cada grupo pasarán a semifinales. Esa ronda y la final se disputarán a partido único.

El FC Barcelona tuvo el honor de inaugurar la reanudación de la ACB. Con la Euroliga anulada, la competición doméstica es la última bala de los azulgranas para levantar un título esta temporada. El conjunto de Svetislav Pesic se midió al Joventut de Badalona, teóricamente uno de los cuadros más débiles del grupo.

Inicio fuerte

Los culés saltaron al parqué de la Fonteta en modo apisonadora. Claver, con ocho puntos, y Higgins, con cuatro, lideraron al FC Barcelona en el arranque del encuentro. La aportación del 30 y el 22, sumada a la gran defensa del equipo, dio a los de Pesic la primera gran ventaja del partido. Habían pasado solo cinco minutos y los blaugranas ya ganaban 16-2.

Ante Tomic defendido por Alen Omic / EFE

Ante Tomic defendido por Alen Omic / EFE

Tras ese pésimo inicio, la Penya reaccionó. Incrementó la intensidad de su defensa y creció también su efectividad en ataque. El Joventut recortó poco a poco la diferencia en el marcador y cerró el primer cuarto con una desventaja de únicamente cuatro puntos. Visto lo visto en los primeros cinco minutos, el resultado era excelente para los intereses de los de Durán (21-17).

Los de Badalona llegaron a empatar el encuentro (21-21), pero no pudieron ponerse por delante. El Barça volvió a coger distancia en el segundo cuarto gracias a una defensa soberbia y contrataques bien trazados. Al descanso, el electrónico marcaba un 44-30 que insinuaba que el partido estaba decidido.

Nadar y morir en la orilla

Algo que parecía confirmarse en el tercer cuarto, donde el FC Barcelona se las ingenió para mantener las distancias. Los de Pesic rebajaron la intensidad en defensa, pero mantuvieron el acierto en ataque y con eso les bastó para seguir por delante en el marcador. A falta de diez minutos, los culés ganaban por 74-57.

Brandon Davies defiende a Xabi López Arostegui / EFE

Brandon Davies defiende a Xabi López Arostegui / EFE

Y, de repente, llegó una nueva reacción de la Penya, comandada por Ventura Morgan. La diferencia bajó de los diez puntos por primera vez en toda la segunda mitad (76-67) cuando faltaban siete minutos y medio. El ímpetu de los verdinegros redujo la distancia hasta los cinco puntos. Por primera vez en todo el encuentro, la victoria del Barça corría peligro.

Hanga, soberbio en la recta final, y Mirotic sostuvieron al equipo y lo mantuvieron por delante en el marcador. Al final, 96-92 y victoria vital para no complicarse la vida en esta primera fase. Ahora, el FC Barcelona tiene poco más de 48 horas de descanso antes de medirse al Unicaja de Málaga el próximo viernes.

 
Hoy destacamos