Culemaníacos

Sarunas Jasikevicius grita a sus jugadores en la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid / EFE

Sarunas Jasikevicius grita a sus jugadores en la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid / EFE

El Barça replicará el fichaje de Larkin por el Real Madrid

El club azulgrana pujará por Juancho Hernangómez y la plantilla del próximo curso dependerá de Jokubaitis

Lluís Regàs @LluisRegas

22.02.2022 00:36h

3 min

El FC Barcelona, campeón de la Copa del Rey con un Mirotic estelar, sueña con un curso completo. El equipo de Sarunas Jasikevicus también ambiciona la Liga Endesa y, sobre todo, la Euroliga, un título que solo ha ganado en dos ocasiones. Cuando acabe la temporada 2021-22, el Barça espera dar un golpe de efecto en el mercado para contrarrestar el fichaje de Shane Larkin, actual base del Anadolu Efes, por el Real Madrid. Los movimientos dependerán, en gran parte, de si Rokas Jokubaitis sigue en el Palau o da el salto a la NBA. A los Knicks de Nueva York.

 

Con un presupuesto de 42 millones de euros para esta temporada, el Barça prevé unas pérdidas de casi 28 millones en la sección de baloncesto. La pasada temporada, el club ya tomó decisiones impopulares, como las salidas de Claver y Hanga, y este verano habrá alguna baja sonada. Ya sea por motivos deportivos o económicos.

Objetivo, Juancho Hernangómez

El Barça, salvo un giro inesperado, no renovará el contrato de Nigel Hayes-Davis, un alero estadounidense que aporta mucha intensidad defensiva pero pocas soluciones en ataque. Su sustituto podría llegar también de Estados Unidos, aunque es español: Juancho Hernangómez, de 26 años, campeón del mundo con España en 2019 que actualmente juega en los Utah Jazz. Su ficha sería muy alta, pero en el Palau aseguran que Laporta quiere un crack como Mirotic, contratado hace tres años por Bartomeu.

Juancho Hernangómez, jugador de los Utah Jazz
Juancho Hernangómez, jugador de la NBA en su etapa en los Wolves por el que suspira el Barça / REDES

La sección de baloncesto desearía dar continuidad al juego exterior. Jasikevicus está encantado con la aportación de Calathes, Laprovittola, Kuric, Abrines, Exum y Jokubaitis, que tiene contrato con el Barça hasta junio de 2025. En el Palau, sin embargo, saben que el base lituano quiere jugar en la NBA, cuyos derechos los tiene los Knicks. Jokubaitis sustituyó el pasado verano a Leandro Bolmaro, actual jugador de Minessota Timberwolves.

La lesión de Higgins

Jasikevicius, a corto plazo, espera recuperar a Cory Higgins, un escolta de primer nivel muy castigado por las lesiones. A sus 32 años, Higgins ha padecido problemas de lumbalgia en los últimos meses y acaba de ser operado de una fascitis plantar. Hace un año, el escolta renovó hasta 2024.

Jokubaitis, en la Copa del Rey contra el UCAM Murcia / EFE
Jokubaitis, contra el UCAM Murcia en la Copa del Rey / EFE

El Barça, por otra parte, espera prorrogar su vinculación con Dante Exum, un polivalente jugador australiano con contrato hasta el 28 de febrero que aporta mucha intensidad y acierto en ataque. Exum podría seguir en el Palau si Jokubaitis emigra a Estados Unidos. En caso contrario, su continuidad estaría prácticamente descartada. A menos que se fuera otra pieza muy valiosa.

El juego interior

El juego interior del Barça también sufrirá algún cambio. Mirotic y Brandon Davies son intocables y Sanli es un pívot con buena mano. Del gusto de Jasikevicius. Los grandes damnificados podrían ser Smits, que acaba contrato en junio, o Pierre Oriola, que sigue recuperándose de sus problemas en la zona lumbar. El protagonismo del pívot de Tàrrega cae año tras año.

El Barça también tiene previsto dar continuidad a Sergi Martínez, que puede jugar de alero o ala-pívot. Y en la posición de pívot quiere potenciar a Janes Nnaji, un jugador nigeriano de 17 años muy físico y con mucho desparpajo.

Nikola Mirotić, protagonista del triunfo del Barça ante el Olympiacos / FCB
Mirotic lanza a canasta ante Olympiacos / FCB

Nuevo patrocinador y nuevo Palau

Laporta, por otra parte, espera que el Barça supere los cuatro millones de euros anuales que aporta Assistència Sanitària para patrocinar las secciones profesionales del club. El club también confía en que el nuevo Palau Blaugrana, con capacidad para 15.000 espectadores, sea una realidad en 2026 y permita que los ingresos se disparen a partir de entonces.

La sección de baloncesto, mientras, ya hace números para la próxima temporada. En el Palau, sin embargo, ahora están obsesionados con tumbar al Real Madrid en la Liga y con ganar una Euroliga que se resiste desde 2010. Con Laporta de presidente y montando el numerito en París ante Olympiacos.

 
Hoy destacamos