Culemaníacos

Luis Enrique da instrucciones a sus jugadores antes de la prórroga contra Croacia /  EFE

Luis Enrique da instrucciones a sus jugadores antes de la prórroga contra Croacia / EFE

La base de Luis Enrique para el Mundial de Qatar

La cosecha del asturiano para la siguiente cita importante

Jonathan Mondéjar

09.07.2021 23:04h

3 min

La Eurocopa terminará el próximo domingo con la final que enfrentará a las selecciones de Italia e Inglaterra. Pero para la selección española sí terminó. Es hora de hacer balance por parte del cuerpo técnico de La Roja. Son muchas las conclusiones que se pueden sacar, pero por encima de todas existe una raíz de optimismo de cara a una joven generación que tiene todos los números de ser exitosa.

A partir de una eliminación que deja buen sabor de boca se pueden sacar cosas positivas. De hecho, esta tesitura recuerda a la que se vivió en el Mundial de 2006. Fue el encuentro de España ante Francia en los octavos de final en el que se sacó la misma conclusión. Años después llegaron éxitos como la Eurocopa de Luis Aragonés y la propia de Vicente del Bosque, además del Mundial de Sudáfrica.

Dani Olmo celebra un gol con la selección española sub 21 / EFE

Dani Olmo celebra un gol con la selección española sub 21 / EFE

Eran dos generaciones jóvenes y con mucho talento. Allí estaban los Xavi y los Iniesta, pero ahora están los Pedri y los Olmo. Oyarzábal, Ferran, Pau, Sarabia son otros de los nombres. Son argumentos suficientes para tener una visión de futuro muy clara. Un rayo de esperanza en el que Luis Enrique ha sido capaz de crear mediante un bloque sólido y humano. Un grupo de jugadores que se han apoyado entre sí creando una piña fuerte.

Las bases para el futuro

Este campeonato europeo ha sido único. Se ha vivido de todo. Unos sentimientos a flor de piel en los que los jugadores se han tenido que reponer ante las adversidades. Una plantilla joven como puede ser Eric García o el nacionalizado Laporte, que han tenido un papel relevante en la defensa española. En las próximas citas nacionales tendrá un cambio generacional como será la posible marcha de Jordi Alba de la selección. Todavía queda ese bastión de la anterior época dorada.

Pedri y Olmo = futuro

En el mediocampo es el área donde habrá más cambios ya que Koke y Sergio Busquets cierran la lista de resquicios del pasado de La Roja y sus grandes éxitos. Ahí es donde aparece la gran revelación de la Eurocopa: Pedri. El canario ha soportado como el foco de atención se ponía sobre él con una respuesta tan satisfactoria que ha demostrado una madurez y un saber estar excelentes. Todos los medios internacionales se hicieron eco de tal hito.

Pedri en la rueda de prensa previa a las semifinales contra Italia de la Eurocopa / EFE

Pedri en la rueda de prensa previa a las semifinales contra Italia de la Eurocopa / EFE

Dani Olmo es el otro nombre propio de la selección española. Ha sido un hombre importante que ha jugado la mayoría de minutos. Ha demostrado que puede jugar en el medio como en la zona alta del ataque. Su calidad y entrega le han hecho un fijo para Luis Enrique. Junto a Pedri será la semilla sembrada para el Mundial de Qatar.

Delantera y portería

La delantera es la posición más polémica. Ha sido un asunto que ha copado la mayoría de páginas en diarios deportivos. Álvaro Morata y Gerard Moreno. Ha sido un debate por el que Luis Enrique se decantó por el de la Juventus. Es cierto que falló el penalti de la semifinal ante Italia, pero no acabó del todo mal la cosa. Moreno no tuvo la misma continuidad que el primero pero deberá seguir trabajando. La delantera es sin duda la que más peso tiene en un equipo. La única pega que se le puede reprochar a este equipo es la puntería.

Morata celebrando su gol ante Italia / EFE

Morata celebrando su gol ante Italia / EFE

Finalmente la portería fue el otro debate que mantuvo en vilo al aficionado. Unai Simón tuvo actuaciones destacables pero que incluyen errores puntuales que fueron fatales para la selección. Tuvo su oportunidad para redimirse: la tanda de penaltis ante Suiza. El vasco fue decisivo y salió victorioso de cara a la opinión pública. Luis Enrique, con su presumible continuidad, tendrá una plantilla más experimentada y talentosa de cara a la próxima gran cita de selecciones: el Mundial de Qatar.

 
Hoy destacamos