Culemaníacos

Los jugadores del Barça B, celebrando un gol | FCB

Los jugadores del Barça B, celebrando un gol | FCB

Los beneficios del ascenso del Barça B a Segunda División

La promoción del filial culé a la división de plata comportaría ventajas importantes en la estrategia de club

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

25.07.2020 23:56h

2 min

El Barça B está a un paso de conseguir la gloria. Contra todo pronóstico, y con un equipo repleto de juveniles, García Pimienta está a solo un triunfo de certificar el ascenso del filial azulgrana a Segunda División. Tras superar al Valladolid Promesas en la primera eliminatoria (3-2) y al Badajoz en las semifinales después del 1-1 en tiempo de juego y el 5-3 en una tanda de penaltis de infarto, el último escollo será el Sabadell. 

Un rival al que conocen bien los azulgranas. Pertenecen al mismo grupo de la liga regular, y ya se han visto las caras una vez este curso. En el único choque donde se han encontrado, el Barça B consiguió un mínimo triunfo (1-0), en el Estadi Johan Cruyff. Un resultado que indica que la igualdad será la nota predominante del encuentro. Y más en un enfrentamiento donde cualquier error puede pagarse muy caro. Es un todo o nada. 

Los jugadores del Barça B, celebrando su gol contra el Badajoz | FCB

Los jugadores del Barça B, celebrando su gol contra el Badajoz | FCB

García Pimienta aseguró que el ascenso no es un objetivo, sino un premio al trabajo bien hecho. Sin embargo, la realidad es que la promoción a la categoría de plata del filial ha sido siempre un propósito del club este curso, por los beneficios que comportaría, tanto a nivel económico como también estratégico.

Los privilegios de subir a Segunda

Evidentemente, uno de los grandes privilegios será a nivel económico. La promoción del filial a la categoría de plata comportaría unos ingresos extra de cerca de 10 millones. Unas cifras que vendrían especialmente bien para cuadrar cuentas, y más tras las pérdidas provocadas por la crisis del coronavirus. Además, el límite salarial será también más alto, con todo lo que eso conlleva y la llegada de mejores futbolistas

No obstante, al Barça le interesa especialmente este ascenso a nivel estratégico. Pese a que Ansu Fati, Riqui Puig y Ronald Araujo formarán parte de la primera plantilla el curso que viene, hay otros futbolistas cuyo futuro es una incógnita. Tanto fichajes como canteranos que están rindiendo bien en el filial. 

Pedri González el día que firmó con el Barça /REDES

Pedri González el día que firmó con el Barça /REDES

Está el caso, por ejemplo, de Pedri o Matheus Fernandes. Tras sus respectivas cesiones en Las Palmas y Valladolid, la idea es que hagan la pretemporada con el primer equipo. Si convencen, tendrán una oportunidad. Si se les ve que todavía necesitan recorrido, la opción de jugar en Segunda con el Barça B es mucho más beneficiosa, por estilo de juego y cercanía, que no buscarles un nuevo préstamo. 

Además, la promoción al fútbol de plata podría contener la fuga de talentos que está sufriendo el club durante los últimos años. Monchu, Collado, Hiroki Abe, Ilaix Moriba son jugadores que claramente tienen calidad para aspirar a jugar un día en el Camp Nou. Les falta experiencia y crecer en el fútbol profesional para dar el salto definitivo, ya que la Segunda B se les queda pequeña. Tener un equipo en Segunda A, sin duda, serviría perfectamente como puente para conseguir oportunidades con el primer equipo. 

Monchu y Collado, celebrando un gol del Barça B | FCB

Monchu y Collado, celebrando un gol del Barça B | FCB

Por todos estos motivos, el Barça como club necesita este domingo el ascenso del filial a la categoría de plata. Sería un paso importante para fortalecer la apuesta de nuevo por la cantera, y conseguir un puente perfecto para nutrir al primer equipo de calidad y desparpajo con el ADN azulgrana. 

 
Hoy destacamos