Culemaníacos

Braithwaite se dejó la piel en Son Moix durante el Mallorca-Barça / EFE

Braithwaite se dejó la piel en Son Moix durante el Mallorca-Barça / EFE

Braithwaite lo tiene claro, quiere triunfar en el Barça

El delantero danés llega al club blaugrana con ganas de comerse el mundo, sin miedos ni presiones

Redacción Culemanía @culemanias

25.06.2020 14:12h Actualizado: 29.06.2020 09:01 h.

3 min

Se ve vestido de azulgrana muchos años y ni siquiera un mercado con grandes nombres de delanteros asustan al danés, concentrado en dejar evidencia de que puede ser ese revulsivo que el Barça buscaba desde la salida de Pedrito. Cuando llegó, pocos confiaban en que su fichaje iba a valer lo suficiente como para amortizar los 18 millones de euros que tuvo que pagar el FC Barcelona pero Martin Braithwaite se está encargando poco a poco de acallar a los que habían hablado antes de tiempo con un trabajo espléndido.

Una llegada con dudas

Fichó por el Barça a sus 28 años, con cierta incertidumbre moral sobre un traspaso que dejaba al Leganés sin su delantero fuera del mercado y fue criticado desde ciertos sectores del club madrileño como se puede leer en estas declaraciones recogidas por Mundo Deportivo. Al llegar a la Ciudad Condal, el danés supo que estaba ante su gran oportunidad, en el, seguramente, mejor momento de su carrera deportiva.

Así, y al margen de las críticas hacia su fichaje que llegaban desde varios sectores, Braithwaite empezó a trabajar para adaptarse cuanto antes a las exigencias de Quique Setién, impulsando sus posibilidades de jugar con un derroche físico innegociable en su estilo de juego.

Ya desde su debut con la camiseta del Barça se pudo ver las tremendas ganas con las que el danés había aterrizado en el Camp Nou, en donde él juraba que iba a pasar una larga temporada y que, al contrario de lo que se decía en algunos lugares, aseguraba que no iba a ser un jugador blaugrana cinco meses únicamente.

Después, tuvo bastante tiempo para trabajar, sobre todo el aspecto físico, estudiar mediante vídeos los movimientos que tiene que hacer en cualquiera de las posiciones ofensivas en las que Setién puede contar con él.  A partir de ahí, en el regreso a los entrenamientos y a la competición, está demostrando su adaptación casi plena en tiempo récord al estilo tan exigente del club.

Importante en esta temporada

Su gol ante el Mallorca, el primero con la zamarra culé, le sirvió para seguir reforzando su posición en una plantilla en la que se le tiene una gran estima por el solidario trabajo que realiza a pesar de ser un futbolista de corte ofensivo. Pelea cada balón como si fuera el último y suple sus carencias técnicas con una garra que pocos futbolistas tienen en el vestuario.

Por eso, ya para esta temporada se le considera una pieza importante que debe de ayudar a que el Barça logre su gran objetivo, ganar LaLiga Santander en donde es uno de los dos favoritos en las apuestas online de Betway, que a lunes 22 de junio del 2020 paga a 2,00 su coronación, por la de un Real Madrid cuya cuota es de 1,73. Una batalla a dos bandas que previsiblemente se resolverá en las últimas jornadas de una temporada dura y muy larga.

Sin preocuparse por la competencia

Otro aspecto a favor de Braithwaite, y por el que seguramente finalmente se acabe quedando en el Barça al menos la próxima campaña, es que su perfil medio le permite tomarse la suplencia con normalidad, mientras pelea en los entrenamientos y sobre el césped por cada minuto que ha de ganarse. Ni siquiera la vuelta de Luis Suárez ha ensombrecido sus actuaciones, pues cada vez va a más, demostrando estar muy adaptado al equipo.

En esa misma línea, Braithwaite pretende quedarse mucho tiempo en Can Barça, donde ha visto su oportunidad de ganar títulos y escribir una historia plagada de éxitos en una carrera que normalente hubiera acabado sin esas opciones que ha encontrado en la Ciudad Condal. Por eso no le asustan algunos de los posibles fichajes que hemos ido repasando en Culémania durante los últimos meses de atacantes que refuercen la delantera azulgrana este verano, como son los casos de Lautaro Martínez e incluso Neymar Junior, un perfil de estrella al que ni mucho menos llega Martin.

Pero el danés ha demostrado ser paciente y esperar a hablar en el campo, donde ha sorprendido a la mayoría y cerrado muchas bocas que criticaban su fichaje. A partir de ahí, se le considera el nuevo Henrik Larsson de un Barça que necesitaba a un revulsivo de sus características para poder tener alternativas a sus titulares.

--

Contenido especial

 
Hoy destacamos