Culemaníacos

Una foto de la expulsión de Luca Modric tras su entrada a Denis Suárez durante el Celta - Real Madrid / Twitter

Una foto de la expulsión de Luca Modric tras su entrada a Denis Suárez durante el Celta - Real Madrid / Twitter

Cambio inesperado en la normativa del tendón de Aquiles

Tras la polémica generada por las expulsiones de Modric, Molina y Sáenz el Comité cambia la normativa por la falta de consenso arbitral

Redacción Culemanía @culemanias

27.09.2019 17:01h

2 min

Cambio radical y sorprendente en el Comité Técnico de Árbitros. La polémica finalmente ha hecho mella y la presión a la que estaba sometido el cuerpo arbitral ya tiene veredicto final: las entradas al talón de Aquiles no se penalizarán con tarjeta roja como había estipulado el nuevo código arbitral para esta temporada. 

Una nueva normativa que pretendía proteger a los jugadores de entradas muy peligrosas realizadas por detrás sobre zonas de alto riesgo de lesión como el tendón de Aquiles, el gemelo o la tibia. Todo para evitar poner peligro la integridad física del jugador que las recibe. Ahora y tras seis jornadas de competición nacional, ya no tendrán que ser obligatoriamente tarjeta roja como se recogía en la circular número cuatro enviada a todos los árbitros a principios de temporada.

Amarilla

De nuevo la interpretación arbitral permitirá a los colegiados decidir si expulsan al infractor o la entrada queda en tan solo una amonestación. Una decisión que responde a las primeras polémicas que se vivieron en la primera jornada de Liga. Fue entonces cuando Luka Modric pisó a Denis Suárez y el colegiado Estrada Fernández acudió a su bolsillo en el minuto 56 para mandar a la ducha al croata. 

Sin tiempo de adaptación o simplemente sin pensar en ello, Jorge Molina siguió los pasos del 10 blanco. Vivió en propia persona la misma aplicación del reglamento horas más tarde ante el Atlético de Madrid. En una conducción del rojiblanco Thomas, Molina pisó sin querer al centrocampista y tras el aviso del VAR acabó en las duchas a la media hora de encuentro. 

Una foto de Luis Suárez durante el Granada - Barça / FCB

Una foto de Luis Suárez durante el Granada - Barça / FCB

También fue víctima de esa nueva normativa Jorge Sáenz el la cuarta jornada de Liga. El defensor pisó a Roberto Soldado en un lance y tras la revisión del VAR se le indicó al colegiado que debía expulsar al zaguero. A los diez minutos de partido, los gallegos se quedaron con 10 y acabaron el partido con nueve, por doble amarilla a Beltrán, aunque la falta de Sáenz fue mucho más rigurosa que otros ejemplos. 

Una situación que no se trasladó al Barça - ValenciaLenglet recibió una dura entrada de Maxi Gómez que puso en riesgo su integridad física en la zona que específica con claridad la norma y que llegó a descalzar al jugador. El uruguayo vio amarilla por la entrada, pero el VAR no alertó al colegiado Sánchez Martínez de una evidente y dura infracción merecedora de tarjeta roja. 

Cambio definitivo

Con la polémica sobre la mesa y la necesidad de encontrar un criterio unificado, el Comité ha decidido cambiar la normativa. Se acabó la roja directa. Los propios árbitros demostraron en las dos primeras jornadas no tener claro cuándo debían expulsar o amonestar al jugador. Tampoco desde el VAR parecían aclarar la situación.

Desde la quinta jornada la norma ha cambiado y ahora lo hará de forma oficial: lo que en la jornada uno era roja, ahora se quedará en amarilla. 

 
Hoy destacamos