Culemaníacos

Una foto de Riqui Puig y Carles Aleñá en un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Riqui Puig y Carles Aleñá en un entrenamiento del Barça / FCB

La cantera, el remedio anticrisis del Barça de Bartomeu

La caída de ingresos puede provocar que el Barça no pueda asumir los fichajes que pretendía

Guillem Andrés

27.03.2020 16:40h Actualizado: 27.03.2020 17:20 h.

3 min

El Barça se encuentra actualmente en una situación económica bastante delicada. Desde hace unos años, el club sufre para cuadrar los balances a final de curso y en ocasiones ha tenido que hacer operaciones de ingeniería financiera –como la de Cillessen y Neto– para cerrar con números positivos. El parón de las competiciones ha sido otro golpe duro para la institución y es por eso que ya se ha impulsado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a sus deportistas y empleados.

Bartomeu no ha cifrado públicamente el impacto del coronavirus, pero según los análisis de Culemanía las pérdidas podrían rebasar los 130 millones de euros. Esto significará que el club irá al mercado de fichajes sin tantas posibilidades económicas. Uno de los grandes objetivos es Lautaro Martínez, que en julio tendrá una cláusula de 111 millones. A su vez, también se busca reforzar el equipo con otras piezas y sin descartar el nombre de Neymar, que cada verano tiene su cuota de protagonismo.

La cantera pide paso

Ante esta situación económica habrá que estar atentos a qué operaciones podrá llevar a cabo el Barça y de qué manera los jugadores cedidos o que suben del filial pueden aposentarse en el primer equipo. Actualmente Aleñá (Betis), Todibo (Schalke 04), Rafinha (Celta de Vigo) y Cucurella (Getafe) están cedidos por parte del Barça. Sobre este último, es muy probable que el Getafe ejerza su opción de compra de seis millones y, a su vez, también empiezan a salir informaciones del interés del Celta por Rafinha.

Carles Alena makes his first start for Real Betis in

El jugador que tiene más opciones de volver al Camp Nou y ser un jugador importante es Carles Aleñá. En el Barça ya demostró tener talento para brillar en el medio del campo pero las pocas opciones que le dio Ernesto Valverde le empujaron a probar suerte en el Betis. Un jugador que sí que está en el primer equipo, pero que su protagonismo ha ido a menos, es Ansu Fati, aunque este sí que se espera que se quede.

Entre los jugadores que suben del Barça B, el nombre más destacado y a su vez mediático es Riqui Puig. El catalán tuvo sus oportunidades en los primeros partidos de Quique Setién pero rápidamente se quedó sin minutos e incluso el técnico cántabro modificó mucho su discurso sobre el canterano. Sin embargo, parece difícil que se quede otro año en el filial por lo que habrá que ver si confían en él para el primer equipo o busca una experiencia en calidad de cedido. Asimismo, el central Araujo también ha tenido su protagonismo en algún momento por lo que podría dejar su etapa en el Estadi Johan Cruyff.

Setién, junto a Riqui Puig en el entrenamiento | EFE

Otros jugadores que hay que tener en cuenta del Barça B son principalmente Àlex Collado, que ya tuvo unos minutos en Mestalla, y Monchu. La gran dificultad de estos es que tienen unas características parecidas a las de Riqui Puig.

El papel de Setién y del Espai Barça

Si no cambian las cosas, este verano será el primero en el que Setién encarará una temporada completa y podrá confeccionar la plantilla. De esta manera, el cántabro podría incidir en las decisiones del club y ver hasta qué punto confía en los jugadores de la casa tal como dijo en su presentación. Parece claro que al técnico le gustaría contar más con futbolistas jóvenes pero habrá que ver hasta qué punto la directiva le impide tomar según que decisiones.

Asimismo, otro factor que también juega su papel en esta dicotomía es que los jugadores que suben de la casa acostumbran a cobrar menos que los que se fichan. De este modo, el club se podría ahorrar bastante dinero tanto en operaciones como en fichas de los jugadores.

El Espai Barça se llevará adelante con una financiación de 815 millones de euros / FCB

En la planificación económica del club también hay que tener en cuenta la creación del Espai Barça. La inversión millonaria ha subido de los 600 millones iniciales a los 815 millones actuales. El club ya modificó los planes de financiación y aparcó los title rights para decantarse por un banco de inversión. Sin embargo, habrá que ver si esta idea se mantiene tras la crisis del coronavirus y como afecta a la economía del club, así como a la construcción del nuevo estadio.

 

Hoy destacamos