Culemaníacos

Una foto de Carles Pérez celebrando su gol ante el Betis / EFE

Una foto de Carles Pérez celebrando su gol ante el Betis / EFE

Carles Pérez simboliza la resurrección de la Masía en el Barça

El canterano tuvo el estreno soñado en el Camp Nou: partidazo y gol como recompensa al esfuerzo

Claudia Granja @c_granjafranch

26.08.2019 10:51h

2 min

Ernesto Valverde no defraudó. Se jugó una escabechina popular en caso de derrota ante el Betis alineando un once inédito en ataque y salió victorioso. Griezmann, Rafinha y Carles Pérez conformaron el tridente de ataque y tras una primera parte discreta de todo el equipo azulgrana, puso los puntos sobre las íes en la segunda para que el equipo jugará de ensueño. 

Velocidad de vértigo en la circulación del balón y un festín de goles para presentarse ante su afición esta temporada. Una apuesta arriesgada, pero exitosa que dejó distintas lecturas. Griezmann acaparó todos los focos tras su doblete, con show incluido, pero sus acompañantes dieron motivos de peso al Txingurri para pedir un hueco en el once. Rafinha deslumbró de nuevo, aunque sin premio de cara a portería, y Carles Pérez se presentó ante el barcelonismo como el claro ejemplo de la Masía. 

La cantera, el salvavidas

Las lesiones de Messi, Suárez y Dembelé dieron la oportunidad al canterano azulgrana y no la desaprovechó. Tras una pretemporada ilusionante, Pérez demostró que hay cantera y calidad de sobras para nutrir al primer equipo. Y no solo eso. Que vienen con carácter, regate, velocidad y gol.

El extremo demostró personalidad en cada jugada. Encaró, desbordó y pudo estrenar su cuenta goleadora con el primer equipo con un disparo desde la frontal para poner el 3-1 en el marcador. El ejemplo claro del talento que se esconde en la cantera azulgrana y que hasta ahora, durante los dos años de Valverde en el banquillo del Barça, no ha tenido el protagonismo esperado. 

Carles Pérez celebra su primer gol con el Barça en su debut / EFE

Carles Pérez celebra su primer gol con el Barça en su debut / EFE

Pérez escenificó en el verde y con una performance prometedora que quizás las necesidades del Barça en ataque no están fuera de la capital catalana, ni tampoco en París. La cantera se convirtió en el salvavidas del equipo ante las bajas que asolan al equipo en ataque. La cantera vuelve al Barça y lo convierte en mejor equipo. Ahora solo falta ver si es pan de un día, o Valverde por fin se atreve. Candidatos sobran.

Obsesionado con triunfar de azulgrana

Pérez fue el primero, pero no el único. Consciente de su buena carta de presentación, el jugador se mostró feliz por el debut, sin olvidar la realidad: "Estoy muy feliz de poder ayudar al equipo y por todo lo que está sucediendo. Debutar en el Camp Nou es siempre muy especial para alguien de la casa y me he sentido muy cómodo. De menos a más y añadió: "debo tener lo pies en el suelo. Ha pasado y estoy muy contento. Toca celebrarlo con la familia y los amigos, y la gente que me quiere, pero mañana hay un entrenamiento y toca entrenar a tope y a por el próximo fin de semana". 

Esfuerzo y sacrificio constante para hacerse con un hueco en el esquema de Valverde cuando se le requiera. 

 
Hoy destacamos