Culemaníacos

Cesc, en un partido contra el Real Madrid | EFE

Cesc, en un partido contra el Real Madrid | EFE

Cesc Fàbregas mantiene su eterno coqueteo con el Real Madrid

El de Arenys de Mar no cerró la puerta a entrenar al conjunto blanco en un futuro

Redacción Culemanía @culemanias

21.04.2020 18:09h

2 min

Cesc Fábregas es un jugador con claro corazón azulgrana, pero que su carrera le ha llevado a triunfar y cosechar sus éxitos más importantes fuera del Barça. Pese a crecer en La Masía, tuvo que marcharse a Inglaterra muy joven ante la falta de oportunidades. En el Arsenal, formó parte junto a Henry o Pirés de uno de los mejores equipos de la historia moderna, ganando incluso una Premier League sin perder ni un solo encuentro. 

Estuvo diez años en el Emirates, donde consiguió convertirse en líder y capitán. No obstante, después del desmantelamiento del equipo de Londres, decidió dar un nuevo paso en su carrera. Media Europa se peleó por él, incluido el Real Madrid. No obstante, finalmente se dejó llevar por los sentimientos y volvió al Barça. Una segunda etapa que no fue especialmente fructífera, ya que nunca llegó a ser imprescindible y solo levantó una Liga y una Copa en tres años. 

Tras esta nueva decepción en la que siempre ha sido su casa, volvió a Londres, esta vez para vestir la camiseta del Chelsea. En Stamford Bridge levantó dos Premier League y una Europa League. En enero de 2019, ya sin sitio en el equipo blue, puso rumbo al Mónaco, donde demuestra sus últimas gotas de magia, pero donde ya piensa también en qué hará después de colgar las botas. Una retirada que podría llevarle a los banquillos. 

No descarta entrenar al Real Madrid

Cesc tiene claro que, esté donde esté, quiere seguir vinculado al fútbol. Y en este sentido, la principal idea que pasa ahora mismo por su cabeza es ser entrenador, tal y como él mismo confesó a los micrófonos de Tiempo de Juego. En este sentido, no descartó la opción de acabar en los banquillos del Santiago Bernabéu. Un destino al que estuvo cerca de llegar como jugador en algunas ocasiones. 

El de Arenys de Mar Cesc reconoció que en varios momentos de su carrera “hubo bastantes opciones” de jugar en el conjunto blanco, y tras mostrar su ilusión por entrenar cuando acabe su carrera de jugador, no cerró las puertas a ningún club si llega a ser entrenador.

Cesc Fàbregas en un partido del Mónaco / EFE

Cesc Fàbregas en un partido del Mónaco / EFE

Nunca puedes decir de este agua no beberé, lo tengo clarísimo. Como jugador a lo mejor ya sí, pero como entrenador es diferente porque puedes entrenar a 30 equipos en tu carrera. Como jugador son contratos más largos y como entrenador tienes más oportunidades porque te pueden echar a los dos días”, reflexionó.

Mbappé, el más deseado

Por otra parte, el centrocampista del Mónaco también confesó que Mbappé le parece la mejor opción para reforzar un equipo: "Cristiano tiene 35 años y Leo hará 33. Por juventud, talento, ganas y mentalidad ficharía a Mbappé. Luego hay jugadores como Neymar o Haaland, pero por condiciones, el gol que tiene y la velocidad es un jugador que me recuerda a Henry".

Finalmente, alabó a Robert Moreno, su entrenador en el Mónaco, y negó haber hablado con el leridano de su problema con Luis Enrique: "Ni me ha contado ni le he preguntado, no me interesa. Son cosas que se hicieron públicas, pasó lo que pasó, pero es un tema personal y delicado. Tengo muy buena relación con Robert e intentaré ayudarlo al máximo".

 
Hoy destacamos