Culemaníacos

Pep Guardiola dirigiendo el Manchester City contra el Atalanta / EFE

Pep Guardiola dirigiendo el Manchester City contra el Atalanta / EFE

La Champions confirma el problema de Guardiola en defensa

El Manchester City venció sin dificultades al Atalanta, pero tienen un grave problema en la zaga defensiva

Oriol Quintana @urikingkat

23.10.2019 12:04h Actualizado: 23.10.2019 12:11 h.

2 min

Pep Guardiola explicó antes del partido del Manchester City contra el Atalanta que no veía a su equipo como favorito para alzar la Champions League. Modestia aparte, la plantilla cityzen tiene grandes nombres en sus filas, pero no está bien compensada. El catalán lo sabe y no quiere vender humo a sus aficionados.

Este martes los ingleses atropellaron a los italianos (5-1) en la tercera jornada europea. Suman nueve puntos de nueve posibles y ya están virtualmente clasificados como primeros de grupo. Dinamo de Zagreb y Shakhtar Donesk tienen cuatro puntos y los de Bérgamo aún no han podido puntuar todavía.

Sterling celebrando su gol con Mahrez y Foden / EFE

Sterling celebrando su gol con Mahrez y Foden / EFE

No todo son sonrisas y alegría en el Etihad. El entrenador de Santpedor tiene un nuevo problema entre manos. No tiene centrales con los que confiar y no terminan de vaciar la enfermería. Aunque están firmando buenos resultados, no consigue la regularidad y el equilibrio que tanto busca.

Los inventos de Guardiola

Sin ir más lejos, contra el Atalanta, Pep Guardiola tuvo que apostar por una dupla de centrales inimaginable a principios de temporada. Por segundo partido consecutivo compartieron medular Rodrigo y Fernandinho. Ambos tienen como posición natural el pivote, pero las necesidades les han hecho retroceder una línea.

El equipo mejora en salida de balón, pero defensivamente no transmiten la seguridad que deberían transmitir dos centrales puros. Este miércoles saltaron todas las alarmas cuando el minuto 40, el centrocampista español -central contra el Atalanta- se lesionaba. Salió John Stones, pero no genera confianza.

El central inglés salió entre los gritos de su entrenador. Guardiola esperaba que estuviera ya listo para salir al terreno de juego, pero el jugador se tomó su tiempo. Se le vio muy enfadado. Tal fue así que golpeó un par de veces los banquillos fuera de sí. El equipo acababa de remontar el partido y quería evitar la igualada.

Imagen de la reacción de Guardiola con Stones / Redes

Imagen de la reacción de Guardiola con Stones / Redes

En la segunda parte, también salió del banquillo Nicolás Otamendi. Resulta curioso que la apuesta del catalán fueran dos centrocampistas teniendo a dos zagueros sanos en el equipo. La desconfianza con la defensa es total. Por segundo partido consecutivo repite pareja de centrales y Fernandinho lleva más de seis encuentros en la medular esta temporada.

Más de 150 millones invertidos

Desde que Guardiola llego al City, se ha invertido mucho en centrales, más de 150 millones de euros. La gran apuesta fue Aymeric Laporte, titular y clave en los esquemas del de Santpedor pero actualmente está lesionado. Se pagaron 65 millones de euros por el francés ex del Athletic Club en enero de 2018.

Un curso antes también se firmo a John Stones, del Everton, por 55 millones de euros. El inglés apuntaba a ser el gran central del futuro, pero su proyección se ha torcido. El mismo año se firmó a Walker, por 53 millones. Aunque puede jugar de central es un lateral derecho puro. Parece que la polivalencia es una de las características que más valora el entrenador catalán.

 
Hoy destacamos