Culemaníacos

Kobe Bryant, leyenda de la NBA, falleció a los 41 años en un accidente de helicóptero / EP

Kobe Bryant, leyenda de la NBA, falleció a los 41 años en un accidente de helicóptero / EP

El corto de animación de Kobe Bryant que ganó el Oscar

El cortometraje 'Dear Basketball' se llevó la estatuilla en 2018

Redacción Culemanía @culemanias

28.01.2020 00:32h

2 min

El mundo del deporte está de luto. El fallecimiento de Kobe Bryant y su hija Gianna tras un accidente de helicóptero conmocionó a todo el planeta. Bryant era una de las grandes figuras en la historia de la NBA, un referente para todos aquellos aficionados al baloncesto. Los nacidos en los 80 y los 90 crecieron con él.

Su figura trascendía al baloncesto y al mundo del deporte. Lo logró todo dentro de las pistas y había empezado a hacer lo propio fuera de ellas. En 2018, menos de dos años después de su histórica retirada, se llevó el Óscar al mejor corto por Dear Basketball, un cortometraje animado basado en su carta de despedida de la NBA cuando se retiró.

Querido baloncesto

El documento, al que pone voz el mismo Kobe Bryant, recuerda desde su niñez hasta los momentos más emblemáticos de su carrera. Todo empieza con un "querido baloncesto, desde el momento en el que empecé a ponerme los calcetines de jugar de mi padre, disparando mi imaginación con tiros ganadores en el Great Western Forum, supe que una cosa era verdad: quedé enamorado de ti".

Describe el baloncesto como "un amor muy profundo al que le entregué todo, desde mi mente y mi cuerpo hasta el alma y el espíritu". Un deporte por el que lo dio todo, y éste se lo devolvió: "Y corrí, corrí hacia arriba y abajo de cada cancha, después de cada balón perdido, por ti. Exigiste mi empuje, te di mi corazón, porque eso vino con mucho más".

Kobe Bryant durante un partido con los Lakers / EFE

Kobe Bryant durante un partido con los Lakers / EFE

 

A continuación anunciaba su retirada, explicando que "concediste a un pequeño niño de seis años su sueño Laker, y siempre te amaré por ello. Pero no puedo amarte de manera tan obsesiva por mucho más tiempo. Estoy listo para dejarte ir. Quiero que lo sepas para que ambos podamos saborear cada momento que dejamos juntos. Los buenos y los malos. Nos hemos dado todo lo que tenemos mutuamente".

Y, mezclando imágenes animadas de su niñez con otras de su vida profesional, explica que, haga lo que haga tras su retirada, nunca dejará de ser ese niño que se enamoró del baloncesto: "Y los dos sabemos que no importa lo que haga después, siempre seré ese niño con los calcetines y cubos de basura en la esquina: “5 segundos en el reloj, balón en mis manos 5… 4… 3… 2… 1”

A continuación, podéis ver el cortometraje Dear Basketball íntegro:

 
Hoy destacamos