Culemaníacos

Una foto de Coutinho lamentando una ocasión / EFE

Una foto de Coutinho lamentando una ocasión / EFE

Coutinho tiene dividida a la afición del Barça

Las actuaciones del brasileño, tan intermitentes como su presencia en el verde, centran la polémica en el barcelonismo

Claudia Granja @c_granjafranch

14.01.2019 16:00h Actualizado: 15.01.2019 13:46 h.

2 min

Philippe Coutinho es, hoy por hoy, la eterna cuestión del barcelonismo. El brasileño es el fichaje más caro de la historia del Barça, pero tras una primera temporada --corta ya que llegó en el mercado de invierno-- cinco meses fueron suficientes para enamorar a una afición a la que le encanta, históricamente, el fútbol brasileño. Llegó como el verdadero relevo de Neymar, tras el desencanto vivido con Dembelé, pero un año después ambos jugadores se han intercambiado los papeles. 

Es el eterno debate que nunca se cierra en los alrededores del Camp Nou y que tampoco parece tener fin en la libreta de Ernesto Valverde. El carioca volvió a ser titular frente al Eibar y bendita alegría. Firmó un partidazo y lavó la pobre imagen que había ofrecido hasta ahora tras reaparecer de su lesión frente al Inter de Milán. 

En el punto de mira

Desde entonces, Coutinho ha sido expuesto a un examen constante del staff técnico del Barça y de una afición que espera mucho más de un jugador de su talla. Relegado al banquillo, y a escasos minutos por detrás de Ousmane Dembelé, su titularidad frente al Levante en Copa tampoco mejoró su situación que quedó maquillada tras marcar el penalti que da vida y esperanza para remontar un resultado adverso este jueves en el Camp Nou.

 A su favor, juega su calidad indudable y la confianza que la afición tiene puesta en un jugador de futuro al que ven vestido de azulgrana hasta el fin de su carrera. En su contra, la falta de un rendimiento continuado que desquicia a un público más que exigente. La losa que pesa sobre él --además de 160 millones de euros-- es su currículum: impecable en el Liverpool y la estrella de los reds, Coutinho  nunca ha sido ni la mitad de lo que era en Anfield. Algo que se suma, inevtiablemente, a la sombra de Neymar, tan lejos como viva. 

¿Venderlo o esperar?

Minutos antes del pitido inicial frente al Eibar, la afición fue cuestionada por el rendimiento y la opinión del brasileño. ¿Cómo se vive dicha situación desde las gradas del estadio azulgrana? Algunos, muy pocos, consideran que una venta sería la mejor opción para recuperar parte del capital invertido y poder así sufragar otros fichajes, pero Philippe tiene ese carisma que ha encandilado al público. 

El 90% de la afición considera que debe continuar en el Barça y que el problema reside en dos cuestiones: la falta de continuidad, que está en las manos de Valverde, y la confianza, que está en su mente. La afición está de su lado y espera un cambio definitivo de rumbo. De hecho, la mayoría continúa prefiriendo al carioca antes que a Dembelé, pese a, buen rendimiento del extremo en las últimas semanas. 

Los seguidores del Barça opinan sobre Coutinho

Opiniones variadas, previas a un partido que, seguramente, cambió la opinión de muchos tras ver el recital de Coutinho. El primer tanto nació de una conexión con Luis Suárez, como en los viejos tiempos, pero no se quedó ahí, como en otras ocasiones. El 7 lo intentó durante los 90 minutos que estuvo en el verde, se asoció con Messi y Suárez. Estuvo acertado y dio velocidad al juego azulgrana. Exactamente lo que se le exige. 

Dembelé se mantiene como favorito, pero ambos compartieron algunos minutos en el terreno de juego. Una opción impensable para las grandes citas, pero que cobra fuerza en otros encuentros. Los más importante, fue su actitud. Dejó la capa caída en el vestuario y su lenguaje corporal y sus ganas acompañaron a la magia de sus botas. 

 
Hoy destacamos