Culemaníacos

Cristiano Ronaldo levanta el trofeo de la UEFA Nations League / TWITTER

Cristiano Ronaldo levanta el trofeo de la UEFA Nations League / TWITTER

Cristiano Ronaldo consuma su venganza contra De Jong y De Ligt

Portugal se impuso a Holanda en la final de la UEFA Nations League (1-0)

Pau Beya Acero

09.06.2019 23:00h

3 min

Cristiano Ronaldo lo ha vuelto a hacer. El delantero levantó este domingo su segundo título internacional con Portugal después de que la selección lusa superara a la Holanda de De Ligt y De Jong en la final de la UEFA Nations League (1-0). Los de Fernando Santos se valieron de su condición de anfitriones para superar a un combinado cuyos futbolistas disputaron su primera final de un campeonato de selecciones.

Los portugueses impusieron su superioridad desde el primer minuto. Aplicaron una presión muy elevada que asfixió la salida de balón de la oranje, que tampoco podía sortear el balón pues con Depay como única referencia ofensiva los desplazamientos en largo tenían muy pocas posibilidades de funcionar. De Jong, perseguido a donde fuera por William Carvalho, tampoco pudo colaborar. Los locales, liderados por Bruno Fernandes, Guedes y Bernardo Silva, con Cristiano Ronaldo en un segundo plano, dominaron a su antojo la primera mitad.

Matthijs de Ligt, Virgil van Dijk y, sobretodo, Jasper Cillessen, se tuvieron que emplear a fondo para conservar el 0-0. Los centrales achicaban agua como podían ante el vendaval portugués, y el guardameta del FC Barcelona realizó algunas paradas de mérito que evitaron que Portugal se pusiera por delante en el marcador. La más destacada, tras un disparo lejano de Bruno Fernandes que iba teledirigido a la escuadra.

Holanda, mejora insuficiente

En la segunda mitad, como consecuencia del desgaste de la primera, Portugal dio un paso hacia atrás y permitió que Holanda dominara el balón. La primera llegada de peligro de los de Koeman en todo el partido llegó en el 50', y ni siquiera valía pues Undiano Mallenco, que arbitró su últimos encuentro como profesional, había señalado fuera de juego previamente.

Con el esférico en los pies, la oranje mejoró ostensiblemente. Se empezó a ver más el área de Rui Patricio que la de Cillessen y la zaga portuguesa tuvo que empezar a aplicarse para conservar el resultado. Quien más trabajo tuvo fue Semedo, que se encargó de frenar las internadas de Blind Promes, que había entrado tras el descanso. 

Guedes y Cristiano Ronaldo celebran el gol del valencianista contra Holanda / EFE

Guedes y Cristiano Ronaldo celebran el gol del valencianista contra Holanda / EFE

Los lusos confiaron todo el peligro a lo que pudiera surgir de las botas de Bernardo Silva y Guedes, más allá de una posible aparición milagrosa de Cristiano Ronaldo. Y no les salió mal. De una combinación entre los futbolistas del Manchester City y el Valencia nació el gol de Portugal, a la postre definitivo. Guedes, túnel a De Ligt mediante, filtró un balón para Silva, que entró en el área. Éste miró hacia atrás, vio al valencianista en la frontal y le cedió el balón. Al contrario de lo que había sucedido unos minutos antes, Guedes sí se atrevió a disparar y soltó un remate seco aunque algo centrado. Cillessen lo detuvo en primera instancia pero no pudo evitar que el esférico acabara entrando en su portería.

Con la ventaja en el marcador Portugal estuvo aún más cómoda que en la hora anterior. Koeman intentó revolucionar el encuentro con las entradas de Van de Beek y el otro De JongLuuk, pero las ocasiones de su conjunto se producían a cuentagotas. La más clara la tuvo Depay, mucho mejor en la segunda mitad, al conectar un testarazo que desvió Rui Patricio. Más peligro tuvo el jugador de refresco de PortugalRafa Silva, que gracias a su velocidad y sus regates puso en serios aprietas a la zaga oranjeHolanda acabó encerrando a los de Fernando Santos, pero no hubo visos de que pudieran mandar el partido a la prórroga. 

De Jong, sofocado

En el duelo de Do Dragao se vio a la perfección la importancia de Frenkie de Jong en el esquema de Ronald Koeman. Antes de que el encuentro se empezara Fernando Santos, seleccionador luso, ya se había dado cuenta. El técnico de los anfitriones tomó nota de la exhibición que dio el jugador del FC Barcelona frente a Inglaterra y realizó una serie de variaciones tácticas para tratar de frenarlo.

Durante los primeros 45 minutos el mediocentro no pudo ni respirar. Santos puso a Carvalho a perseguir a Frenkie por todo el terreno de juego, en especial cuando trataba de dar oxígeno al juego holandés en la salida del balón. El del Betis fue la sombra del mediocentro, que apenas pudo entrar en contacto con el balón en la primera mitad. Eso repercutió en el juego de la oranje, que apenas pudo conectar más de diez pases seguidos en alguna jugada.

De Jong y Van Dijk durante la final de la UEFA Nations League / TWITTER

De Jong y Van Dijk durante la final de la UEFA Nations League / TWITTER

En la segunda mitad, entre el cansancio físico de William Carvalho, que no paró de correr en la primera mitad, y el gol de Guedes en el 60', a partir del cuál Portugal dio otro paso hacia atrás, De Jong pudo entrar en contacto de forma asídua con el esférico y Holanda lo agradeció. Ordenó al equipo en ataque, repartió el juego, aceleró el ritmo del balón y la oranje se acercó a la portería de Rui Patricio, aunque sin fortuna.

Al final, segundo título internacional con Portugal para Cristiano Ronaldo tras la Eurocopa de 2016 y segunda desilusión europea para Matthijs de Ligt y Frenkie de Jong en apenas un mes. El exmadridista aprovechó quizás su última oportunidad de levantar un trofeo con su selección. A De Jong De Ligt aún les quedan muchos años para lograrlo.

 

Hoy destacamos