Culemaníacos

Una foto de Leo Messi frente al Tottenham / EFE

Una foto de Leo Messi frente al Tottenham / EFE

¿Cuántas veces se ha lesionado Messi con el Barça?

El astro argentino no se quedaba en la enfermería desde septiembre de 2015 tras superar varios años de dolencias y recaídas

Claudia Granja @c_granjafranch

22.10.2018 13:32h Actualizado: 23.10.2018 11:19 h.

3 min

Leo Messi debutó el 16 de noviembre de 2003 con la elástica azulgrana como jugador del primer equipo en un amistoso contra el Oporto. Un partido que cambió la historia del club y que fue el inicio de una era gloriosa para el barcelonismo. Desde entonces el argentino ha liderado al equipo y se ha consagrado como el mejor futbolista de la historia. 

Por fortuna, el 10 azulgrana ha esquivado la enfermería durante muchos años, aunque en sus inicios pasó algunos momentos difíciles que le obligaron a cambiar sus costumbres alimenticias y de recuperación para evitar lesiones y alcanzar su mejor nivel. 

Su primera lesión fue frente al Atlético de Madrid en el Camp Nou. El 5 de febrero de 2006 sufrió una elongación del bíceps femoral de la pierna derecha que le tuvo dos semanas fuera del verde. Una lesión que más tarde le tuvo en el dique seco casi tres meses. En el partido de vuelta de la Champions League frente al Chelsea, el 7 de marzo, tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto 25. Recayó de la lesión en el bíceps femoral. 

Un clásico amargo para Messi

Ese año fue uno de los peores a nivel de lesiones. Messi volvió a caer el 22 de octubre de 2006 en un clásico. Sufrió un esguince del ligamento lateral del tobillo por el que estuvo una semana de baja. No pudo terminar el partido, aunque el Barça ganó 0 a 3. Era su primer partido frente al eterno rival en el Bernabéu. Un mes después, tuvo un nuevo percance. 

El 12 de noviembre de ese mismo año frente al Zaragoza, el argentino sufrió una fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo. Dos meses de baja. 

Una foto de archivo de Messi frente al Zaragoza

Una foto de archivo de Messi frente al Zaragoza

Un año después, el 15 de diciembre de 2007, Messi volvió a probar la amargura del fútbol. Durante el Valencia-Barça, el argentino tuvo que abandonar le verde de Mestalla tras sufrir una rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna izquierda que le mantuvo de baja 34 días. 

La Champions, muy exigente

Tras cuajar una gran temporada y una vez consolidado como referente del primer equipo, el astro argentino se lesionó en el partido de ida de octavos de la Champions League frente al Celtic el 4 de marzo de 2008. Sufrió una rotura del tercio proximal del bíceps femoral izquierdo. Otros 42 días de baja. Una lesión que no empañó su gran temporada con la que conquistó su primer triplete. 

El 24 de noviembre de 2009, y al mando del equipo, Messi se lesionó frente al Athletic Club en la jornada nueve de liga. Estuvo siete días de baja por una contractura en el aductor de la pierna izquierda.

En 19 de septiembre de 2010, sufrió un esguince de los ligamentos del tobillo derecho frente al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón. Abandonó el terreno de juego en camilla y estuvo diez días de baja. 

Tres años impolutos

Tras estos contratiempos, Messi cambió muchos de sus hábitos e hicieron efecto casi inmediato. El 10 azulgrana volvió a caer en Champions frente al PSG en la vuelta de octavos de final. El 2 de abril de 2013 sufrió una elongación del bíceps femoral derecho por la que estuvo siete días de baja.

Una foto de Messi lesionado frente a Las Palmas / EFE

Una foto de Messi lesionado frente a Las Palmas / EFE

Un mes más tarde y contra un rival conocido, el Atlético de Madrid, Messi sufrió de nuevo una elongación en el bíceps femoral derecho por el que no pudo jugar durante 21 días. El 28 de septiembre y con una nueva temporada empezada, se lesionó frente al Almería. Misma lesión y mismo tiempo de baja. 

Se acerca el fin de la racha

En la jornada 13 de la temporada 2013-14, el argentino cayó contra el Betis. El bíceps femoral izquierdo volvió a jugarle una mala pasada. Estuvo 41 días de baja. Pero sin duda su lesión más dura fue el 26 de septiembre de 2015. Frente a Las Palmas, Messi se rompió el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda. Una lesión que le apartó de los focos durante 56 días. 

Desde entonces, Messi no se ha lesionado. Frente al Sevilla, rompió su buena racha de más de tres años sin sufrir una lesión, aunque por fortuna no fue de su tronco inferior. Cayó y se fracturó el radio del brazo derecho por lo que se estima que estará tres semanas de baja. 

 
Hoy destacamos